Se puso el overol

Los chicos del básquet tuvieron que luchar bastante, pero se quedaron con una importante victoria sobre Tristán Suárez. Fue por 56-49, en condición de local. Valió la pena tanto sufrimiento.

Por Juan Rodríguez

Volvió a la victoria. Los Andes venció este viernes en condición de local a Tristán Suárez por 56-49,  y de esta manera puso fin a una racha de resultados negativos. Además alcanzó a su rival de turno en la tabla de posiciones; ambos tienen tres partidos ganados en el todo el torneo.
El cotejo fue parejo desde el principio como era de esperarse. Ninguno de los dos venia bien y las posiciones hacían de pensar un partido cerrado y con poco margen de error. Por eso, el primer periodo mostró esta paridad y el visitante sacó una pequeña brecha de cuatro puntos. Fue de 12-8 a su favor. Sin embargo, en el segundo cuarto hubo la mejoría del conjunto de Lomas, que pasó al frente y pudo terminar con una ventaja mínima de 25-24. Aquí el Milrayitas sacó su máxima diferencia de 10 unidades, pero no la pudo mantener y al final la diferencia terminó siendo solamente de una unidad.
La segunda mitad mantuvo el mismo tenor que el anterior periodo. Los errores de ambos equipos en ataque y el roce físico marcaron de principio a fin el tercer cuarto. Los árbitros trataban de no comprometerse demasiado y por momentos dejaron jugar en forma excesiva. Así se fue este tramo y todo indicaba que el partido se definiría en el último cuarto, ya que el tanteador marcaba un apretado 39-38 para los visitantes..
A medida que fueron pasando los minutos, los nervios empezaron a aumentar y Los Andes comenzó a edificar lo que a la postre sería una importantísima victoria. Los disparos de larga distancia lograban alejar poco a poco al conjunto dirigido por Federico García. De esta forma, los últimos instantes se jugaron con gran personalidad por parte de ambos equipos, ya que dieron lo máximo en cada pelota. Pero finalmente el CALA, en base a una buena defensa pudo llevarse un triunfo que sirve y mucho para mejorar el animo y la confianza de un plantel que no venia demasiado motivado por las derrotas. De ahora en más comienza una nueva etapa, donde todos los cañones se apuntarán a tratar de entrar en la zona permanencia con un buen arrastre de puntos.
El próximo viernes continúa la actividad basquetbolística, y Los Andes recibirá desde las 22 a Alejandro Korn, un duro rival que tiene la mente puesta en salir campeón.

Sábado 5 de Septiembre de 2009 | Básquet Masculino


subir