La satisfacción del deber cumplido

Después de un gran esfuerzo colectivo a lo largo de casi 7 meses, el Club Atlético Los Andes culminó este miércoles la campaña 1000 Viandas Milrayitas. Hubo mucha emoción y un reconocimiento especial para quienes llevaron adelante el proyecto solidario.

Esta historia comenzó a gestarse a fines de abril. Entendiendo la difícil coyuntura social y económica que atrevasaba nuestro país, el Club Atlético Los Andes se unió bajo la bandera de la solidaridad y el miércoles 6 de mayo puso manos a la obra a la campaña 1000 Viandas Milrayitas. Así, de manera interrumpida hasta el día de hoy, todas las semanas brindó su ayuda a Comedores y Merenderos de Lomas de Zamora, vecinas y vecinos del barrio, familiares de nuestras Inferiores y el Colegio e incluso personas en situación de calle que se alojaban en el Club Atlético Temperley. Y esta tarde partió el último "delivery más grande de Zona Sur", como lo bautizamos ni bien lanzamos la cruzada. Y hubo mucha emoción y sensaciones encontradas...

"Quiero agradecer a cada uno de ustedes porque el camino de la solidaridad es un valor, que ha a veces se devalúa. Pero para la Comisión Directiva, la política del club fue haber sido solidarios con nuestros vecinos, con la sociedad y con muchas personas que la están pasando mal", expresó el presidente Víctor Grosi, quien se acercó al SUM del Gallardón para felicitar al grupo de colaboradoras y colaboradores que se pusieron el equipo al hombro y cerrar formalmente el proyecto.

"Hoy nos vemos obligados a ponerle un punto final a las viandas, pero el compromiso de Los Andes es seguir asistiendo con alimentos secos", agregó antes de destacar la participación de Candela y Agustina, las impulsoras de esta movida. "En nombre de mis pares de Comisión quiero entregarles una camiseta de Los Andes a cada una y decirles que vamos a seguir haciendo cosas juntos. Este espiritu que buscamos imprimirles a las Subcomisiones y Departamentos que se han creado son una porción de acción muy importante e imaginemos cómo vamos a seguir ayudando a quienes nos necesitan", dijo. 

Así, entre medio de aplausos, las homenajeadas recibieron su reconocimiento y charlaron con el Sitio Oficial. "Esfuerzo es la palabra que mejor sintetiza el trabajo que hizo este grupo. Hemos llegado a venir a las 3 de la mañana y no hubo un miércoles sin entrega de las viandas. La verdad que todos estuvieron al pie de la letra y no tengo más que agradecer por la ayuda que nos dieron", manifestó Candela Tucci, una de las homenajeadas. "Me angustia tener que terminar este etapa porque la lucha continúa y la gente sigue necesitando un plato de comida. Pero acá me abrieron las puertas, me hicieron sentir en familia y cuando viene la gente y te agradece o manda fotos con los 200 platos que sirvieron es impagable. No hay forma de describirlo", concluyó con lágrimas en sus ojos. 

Por su parte, la socia Agustina Vidal, su coequiper en la cocina, valoró la experiencia vivida en este tiempo. "A mi siempre me gustó ayudar y poder hacerlo en el club mejor todavía. La verdad soy profe de educación física y me organicé los miércoles para poder estar acá y dar una mano", expresó con la Milrayitas en su poder. Y  concluyó: "Ver la sonrisa de la gente y escuchar 'llegó la comida'' no tiene comparación. Porque si bien es una ayuda grande y no deja de ser un plato de comida, lo que vivimos en cada recorrida fue súper gratificante". 

A lo largo de estas 28 semanas consecutivas (más de 30.000 kilos de comida), el Club Atlético Los Andes cumplió el objetivo que se propuso en el inicio de la pandemia y agradece a todas las socias y los socios, sponsors y empresas amigas que nos acompañaron a lo largo de esta tarea. Fue la satisfacción del deber cumplido. Nos reencontraremos en un nuevo encuentro solidario. Como nos acostumbramos en este último tiempo. Hasta la próxima.

 

Miércoles 11 de Noviembre de 2020 | Institucionales

subir