Ruido de pelota

A dos semanas del inicio del torneo, el Milrayitas volvió este viernes a entrenarse en Buenos Aires y lo hizo con una práctica de mucho ritmo futbolistico. Este sábado se viene un amistoso con el CADU.

Por Leandro Saltamerenda

Un día fue suficiente. Después de haber arribado de Mar del Plata, Los Andes tuvo el jueves libre y volvió este viernes por la tarde a los entrenamientos en el Sindicato de F.O.E.T.R.A (Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la Republica Argentina), en Ezeiza. Es verdad, ya no estaba el mar de fondo, pero sí persistía el frío. Con los aviones sobrevolando la zona, el Milrayitas dio inicio a la actividad en tierras bonaerenses y ya se prepara para afrontar las últimas dos semanas antes del debut con Defensores de Belgrano, en el Bajo Núñez.
No cambió mucho. El clásico loco y los habituales movimientos con pelota fueron las primeras acciones en el lujoso Polideportivo Telefónicos. Después de ello, el plantel se dividió en dos grupos y buscó ganar ritmo futbolístico. Sí, atrás quedaron las rutinas de fuerza y potencia; ahora se viene el período de afloje. Por eso, junto al preparador físico Marcos Conenna se desarrolló un trabajo en espacios reducidos, y el otro profe Claudio Frean lideró las tareas en definición. En ambos ejercicios, la idea era reproducir situaciones de partido y mostrar mucha movilidad y dinamismo.
Sin embargo hubo algunos jugadores que se entrenaron en forma diferenciada. Uno de ellos fue el delantero Martín Castagnino, quien no viajó a la pretemporada en la Costa Atlántica por una pubialgia y evoluciona muy bien de su lesión. En cambio, Patricio Grgona y Sergio Bogado, con diferentes molestias musculares, solo trotaron alrededor del complejo y trabajaron bajo las órdenes del cuerpo médico.
Ahora, el CALA tiene pensado seguir con la serie de amistosos y este sábado a partir de las 10 jugará ante Defensores Unidos, en el Sindicato de F.O.E.T.R.A. A estirar la buena racha… 

Viernes 31 de Julio de 2009 | Fútbol Profesional


subir