20 años, 20 historias: El parche negro, una insignia de la casaca

Tres nuevos episodios del último ascenso a Primera: Rompe rachas negativas, un clásico con una previa especial y la historia de la franja negra.

Por Pablo García

Imágenes de la histórica casaca: Gentileza de Paul Bordis

 

• Un mejor porvenir: Tras ganar después de 14 años en el Florencio Sola, Los Andes rompió otra racha negativa de las más largas de estas últimas dos décadas. Ya de la temporada anterior acarreaba un lastre de 3 encuentros sin alegrías en Lomas. Sumados a los cinco primeros sin ganar en su casa, Lomas pudo sacarse una deuda pendiente en el estadio Eduardo Gallardón después de siete meses, al consumar la victoria contra El Porvenir gracias al primer tanto del ‘Cuca’ Arce con la Milrayitas y selló las cifras Rubén Ferrer, previo empate transitorio de Carlos Andrade.
¡Qué manera de festejar! Claro que esta seguidilla negra fue superada posteriormente en las temporadas 2010/11 y entre 2019 y 2020 con 11 pálidas actuaciones como local, incluso la de 2016 con 9 sin triunfos. “Salíamos a ganar en todas las canchas. Eso era los que nos inculcaban, que nos sacáramos toda la carga y jugáramos tranquilos. Y bueno de entrada  ganábamos de visitante y no podíamos ganar en Lomas, pero de a poco se fue revirtiendo”, aclaró Ferrer.
Incluso con ese partido ante el Albinegro de Gerli, Los Andes armó una fortaleza de local hasta el ascenso sin sufrir ninguna derrota más en el Gallardón: 12 halagos y cuatro pardas ¡Qué máquina de sacar puntos en Lomas!


• Durmiendo con el enemigo: A pesar de la rivalidad, los planteles de Los Andes y Temperley se concentraron juntos en el mismo hotel de Constitución previo a disputar el clásico en el Beranger. Si bien los dos equipos cenaron en salones diferentes y distintos horarios, ya se habían cruzado antes de llegar a hospedarse: el técnico del Gasolero, Héctor Ostúa, había revelado al diario Olé que junto a su dirigido Elvio Zamuner, fueron en tren y se encontraron en el camino con Gaby Lobos, quien tenía el mismo destino.
Al respecto, Jorge Ginarte comentó al ejemplar matutino por aquella época: “Entre nosotros no hubo apuestas, no sería de buen gusto. Esto es para mantener una buena relación”. Y agregó previo al partido: “Ya veo que si empatamos van a decir que lo arreglamos”. ¡Chan!
Rubén Ferrer madrugó al local de palomita y la mandó a guardar en el arco del Celeste, pero un minuto después igualó Elía; en el complemento, Fernández desbalanceó el marcador en favor el Gasolero. Pero a Gaby Caiafa le bastaron tan solo ocho (8) segundos para ubicarse en plena área y recibir el centro: la primera vez que tocó la pelota, el ‘Loco’ marcó la igualdad definitiva. Nada estaba arreglado y la sorpresa llegó del banco…

 

• Parche negro: La camiseta de aquel equipo añorado es lo último que uno puede olvidar, más con un desenlace que lo colocó nuevamente en Primera División. Por eso, cada hincha cuando por aquel entonces iba a un local de indumentaria deportiva a comprar la camiseta Milrayitas prefería esa del parche negro que tapaba la publicidad a la original con el sponsor. Si hasta hubo algunos fanáticos que le metieron fibrón y taparon la publicidad para que sea exacta. Porque esa banda negra podría ser antiestética o luego cábala pero terminó como emblema, una marca característica con la que convivimos un semestre soñado.
“Obviamente esa camiseta, así con la banda negra, la tengo en mi casa en un marco. Parecía muy raro que en una final uno de los equipos no tuviera sponsor, creo que se había vencido el contrato y no lo renovaron. No sé, parecíamos un rejuntado, pero adentro de la cancha nos matábamos todos”, expresó el ‘Loco’ Caiafa, en reportaje realizado por Pablo Varela para el Sitio Oficial, recordando aquella casaca.
Hasta fin de febrero de 2000, la casaca lucía el patrocinio de ESCO; pero como señaló el delantero, se venció el contrato con la empresa. Y como el club no contaba con nuevo auspiciante, ni juegos de camisetas sin publicidad de la marca New Balance, nació el parche negro para tapar el viejo sponsor en el partido contra Arsenal, en Lomas.

 

Capítulos anteriores:

20 años, 20 historias: el padre de la criatura

20 años, 20 historias: Un comienzo a pura humildad

20 años, 20 historias: Ferrer se calza el traje de ídolo

Miércoles 10 de Junio de 2020 | Datos y Estadísticas

subir