Toquecitos cortos

Con el regreso de la vieja fórmula de gol Galeano-Noriega, Los Andes volvió a revertir un resultado después de poco más de tres años.

Por Pablo García

• LA FÓRMULA DEL GOL: Los hinchas de Los Andes parece que le sacamos tierra al arcón de los recuerdos con el segundo gol del conjunto de Lomas que selló el resultado: Como en las viejas épocas, Dieguito Galeano tiró un centro envenenado y Ale Noriega lo inyectó en la red rival. Un final para un gran festejo de gol entre amigos. “Si bien es lindo convertir, cuando me tira un centro Diego (Galeano) y puedo meter el gol, la satisfacción es doble. Volvimos a club y sabemos lo que cuesta. Llevamos una ilusión enorme junto con todos nuestros compañeros del plantel”, señaló Noriega. Por su parte, Galeano dijo: “Más allá que el equipo gane e intente jugar bien, me pone feliz cada vez que Ale (Noriega) puede convertir un gol y no necesariamente porque le haya dado el pase”. “Se lo merece por lo que quiere al club, se entrena y cuida mucho. Feliz por la victoria, su gol y el partido que hizo el equipo”, argumentó el delantero que hizo un surco en el extremo izquierdo, dejó casi acalambrado a Elías Martínez y también generó una combinación con Guille Pereira, a quien le metió un excelente centro para que empatara transitoriamente. En números, el 9 ya tiene en su haber 4 tantos en la actual temporada (41 en 116 partidos con la Milrayitas) para transformarse en uno de los goleadores de Los Andes junto a Guille Pereira (un total de 5 goles en 39 encuentros), quien abrió el marcador y realizó una gran combinación con Galeano.

• EL REGRESO DE FEDE DÍAZ: Casi un año y medio después, a pocas cuadras donde dejó de atajar como titular (en septiembre de 2018 ante Quilmes), el arquero surgido de las Inferiores volvió a defender el arco de Los Andes aunque comenzó con un duro golpe: en tan solo 3 minutos, la tuvo que ir a buscar al fondo de la red, tras un cabezazo de Sandoval que hizo una extraña parábola y se le coló en el segundo palo. Pero luego se recuperó con una salida rápida, tapándole todo el arco a Leonel Barrios, tras un pase corto de Cardozo. Y en el complemento se lució al despejar el peligro ante su ex compañero de inferiores, Julián Vivas, y luego Graneros. “Es muy importante este partido porque hace más de un año y medio que no jugaba. Se siente la inactividad pero el balance fue positivo, más que nada por el grupo que metió un triunfo en una cancha muy difícil”, manifestó Díaz. “Tuve mucha confianza de parte del cuerpo técnico y mis compañeros. Eso a uno lo reconforta y le da muchas fuerzas. Somos un grupo de arqueros muy unido”, agregó. Por su parte, el entrenador de Los Andes, Germán Cavalieri señaló que Fede Díaz es un arquero que “tiene mucha virtudes técnicas, explosión y potencia”. “Creímos que fue oportuno volver a ponerlo. Atajó en buen nivel”, sostuvo el DT, quien supo ser guardavallas en su vida profesional de fútbol.

• POR FIN, DIO VUELTA EL RESULTADO: El triunfo ante el Mate rompe con una racha negra de no poder revertir ningún resultado cuando comenzó perdiendo, ni siquiera igualarlo. La última vez que al menos había podido rescatar un punto fue en Jujuy con el agónico gol de Marcos Britez Ojeda. Y también la misma cancha y a casi tres años fue la más cercana que logró revertirlo completamente: en noviembre de 2016, tras el tanto de Maldonado, el eslovaco Andrés Vombergar festejó en dos oportunidades y selló las cifras para traerse los tres puntos a Lomas. “Con errores y aciertos, este es el primer partido que damos vuelta en todo lo que va del año, por lo que maduramos como equipo. Estamos fuertes mentalmente y sabemos de nuestro potencial. Además ganamos dos partidos en forma consecutiva de visitante; ahora debemos hacernos fuertes en casa”, dijo Noriega, tras el partido.

• UN PIRATA EN LA PLATEA: Con amores encontrados, Adrián Czornomaz estuvo presenciando el partido. Salido de la cantera del Mate pero con un gran paso por Los Andes (54 goles en 80 partidos), el ex delantero fue muy saludado, en una de sus muchas casas, y observando atentamente las acciones de encuentro.

• NO TE ENOJES MONCHO: Un plateísta no paraba de reclamarle a Pedro Monzón que pusiera en cancha a Brian Chavez, quien ya hacía movimientos de precalentamiento. Ante la demora, el hincha escupió un: “¡Poné a Chavez aunque no te guste!”. El técnico se asomó a la platea y fijó la vista en el plateísta como si fuera Jürgen Klinsmann. Pero tras el ingreso del delantero, soltó una gran sonrisa. Fútbol de ascenso, en estado puro…

• UN NUEVO TRIUNFO, 40 AÑOS DESPUÉS: Pasaron 26 años para que Los Andes vuelva a la Barranca Quilmeña. Y si bien casi no parece haber pasado el tiempo para el estadio, salvo la cabecera de material, ha sido de gran satisfacción: el conjunto de Lomas volvió a llevarse todas las unidades después de 40 años cuando había ganado 3-0, con goles de Quiroga, Giagischia y Cuellos. De todos modos, en ese lapso de tiempo solo jugaron 4 veces en Quilmes.

 

Lunes 10 de Febrero de 2020 | Fútbol Profesional

subir