Las olas y el viento

Por primera vez desde que está en Mar del Plata, el Milrayitas pudo entrenarse este jueves por la tarde cerca de la playa. Igual, el mal tiempo sigue siendo la vedette de esta pretemporada.

Por Leandro Saltamerenda (desde Mar del Plata)

Esperemos que tenga el visto bueno del tiempo… De esa forma nos habíamos despedido en el informe del jueves por la mañana. Y, sí, ya era el colmo, pero con la lluvia como principal oponente no es nada fácil llevar adelante una pretemporada. Entonces, ¿qué pasó, al final? El clima se tomó un receso por un par de horas y le permitió a Los Andes realizar los primeros trabajos cerca del mar. Obvio, a quien no le hubiese gustado hacer un poco de gimnasia y pasar la tarde en la playa San Sebastián, uno de los lugares más elegidos por los habitué de la zona. Buena elección…
Parecía una postal. Con el cielo gris de fondo, el Milrayitas completó la jornada de doble turno, y lo hizo con otra práctica bien desgastante. Si no habrá que preguntarles a los arqueros, que se cansaron de saltar y revolcarse por la arena. El técnico Luis Blanco y su hijo Diego diagramaron un ejercicio específico con mucha intensidad, y Ariel Barros, Walter Cáceres y Luciano Díaz tuvieron que pagar las consecuencias…
En cambio, los jugadores de campo se entrenaron bajo la atenta mirada de los preparadores físicos. Un grupo realizó una rutina de fuerza carrera y coordinación con el profe Conenna, y el resto hizo tareas de velocidad y explosión junto a Claudio Frean. Fue innumerable la cantidad de veces que los muchachos debieron subir y bajar los escalones. Otra que Rocky VII. Eso sí es trabajar en pendiente...
De esta forma, y con varios intrusos viendo el entrenamiento vespertino, el Milrayitas puso fin al doble turno del jueves y continúa con su preparación de cara al inicio del campeonato. En Mar del Plata, Los Andes es Feliz…

Jueves 23 de Julio de 2009 | Fútbol Profesional


subir