Cambio de planes

Debido a las lluvias, el plantel de Los Andes no pudo ir este martes por la mañana a las Sierras y debió entrenar bajo techo. Igual, corrieron de lo lindo. Entérate de todo en nuestro sitio...

Por Leandro Saltamerenda (desde Mar del Plata)

Estaba todo diagramado. El entrenador Luis Blanco se había movido hábilmente como en sus viejas épocas de jugador, y ya se esperaban resultados. Pero… Las malas condiciones climáticas y las fuertes lluvias que cayeron por Mar del Plata y alrededores obligaron a cambiar los planes de trabajo. Para este martes estaba prevista otra jornada de doble turno muy intensa, con actividad física por la mañana en las Sierras de los Padres, y un amistoso en horas de la tarde ante el conjunto local Deportivo Norte. Sin embargo, todo quedó suspendido. ¿Entonces? ¿Qué pasó? El preparador físico Marcos Conenna, marplatense de sangre, consultó su agenda de contactos, hizo unos llamados y logró conseguir un lugar de entrenamiento cerrado, el Complejo Nautilus Club, un privilegio para estas épocas. Gimnasio, canchas de baby-fútbol, piletas, sauna, todo de buena calidad…
Y, así fue nomás. Supieron aprovecharlo. Resguardado del temporal, la delegación de Los Andes se entrenó desde bien temprano en el centro deportivo ubicado en las afueras de la ciudad. Como ya es una costumbre, la entrada en calor sirvió para estirar las piernas, y luego de ello sí se desarrolló la parte más exigente de la práctica. A diferencia de las últimas oportunidades, en donde se armaban dos grupos bien marcados, esta vez se dividió el plantel en tres, y se llevaron a cabo distintas tareas. ¿Cómo estuvieron integrados los equipos de trabajo? De la siguiente forma:

Grupo 1: Cristian Vega, Martín Avalos, Rodrigo Acosta, Jaime Molfeso, Leonardo Fino, Julián Bogao, Walter Alcaraz y Nicolás Martínez.

Grupo 2: Dario Ruiz, Maximiliano Acosta, Luis Rivero, Germán Peña, Gastón Samudio, Albano Becica y Luis Rodríguez.

Grupo 3: Javier Bergés, Patricio Grgona, Sergio Bogado, Emanuel Ferrantino, Matías Raposo, Alejandro Friedrich, Facundo Coyra y Claudio Leguizamón.


Mientras los arqueros hacían movimientos de reacción y ejercicios específicos con el ayudante de campo Diego Blanco, los jugadores de campo sudaron y no pararon de sudar. ¿Cuáles fueron las rutinas a realizar? Trabajos en espacios reducidos, complementos con aparatos para tren superior (hombros, bíceps, trapecio, tríceps, pecho y espalda), y una actividad de velocidad y resistencia a la velocidad. Esas caras del final lo decían todo. Estos muchachos sí que están entrenando con todo. Ver para creer…
Pero ojo, esto recién fue el primer turno. Porque después del almuerzo y el pequeño descanso habrán otras dos horas de entrenamiento en el Nautilus Club. Allí, el goleador Daniel Giménez, quien llegó en horas de la mañana, dará sus primeros pasos como refuerzo del Milrayitas. A la noche te contamos cómo le fue…

 

Martes 21 de Julio de 2009 | Fútbol Profesional


subir