Marca el ritmo

Casi tres horas y medias de trabajo reflejó el entrenamiento del jueves en el Eduardo Gallardón. Sí hay que lograr una buena base física y llegar de la mejor forma a los amistosos...

Periodo de acondicionamiento general. Así se llama la etapa de entrenamientos que está realizando el plantel de Los Andes antes de viajar a Mar del Plata. ¿Para qué? Para lograr una buena base física y llegar de la mejor forma a los amistosos de la semana que viene. ¿Podrá hacerlo? Y, por lo pronto parece que se está consiguiendo. El Milrayitas marca el ritmo y no quiere detenerse. Esa es la actitud…
Las lluvias del miércoles por la noche habían dejado su huella en el césped del Gallardón. Sin embargo, pese al mal estado del campo, el conjunto conducido por Luis Blanco salió a la cancha y arrancó el cuarto entrenamiento de la semana. Pero ojo, esta vez había dos caras nuevas. Es que el refuerzo Sebastián Vezzani terminó de arreglar los detalles de su contrato y se sumó a los trabajos. Y el otro que corrió la misma suerte fue el juvenil Leandro Corulo, quien tendrá el privilegio de volver a integrar el equipo de Primera División. Recordemos que el central ya había dado el salto durante el ciclo de Rodolfo Della Picca.
En cuanto a la rutina del jueves fue muy similar a la del martes ¿En qué consistió? Después de los movimientos precompetitivos, el plantel se dividió en dos grupos, y mientras unos hacían tareas de fuerza, los otros realizaban trabajos en espacios reducidos. ¿Ahí terminó la jornada? No, todavía faltaba el aeróbico de todos los días…
Una vez concluida la actividad, los jugadores elongaron, pasaron por las duchas y se fueron a sus casas. Sí, este viernes por la mañana tendrán que volver. Todo por ese objetivo tan preciado qué es regresar a la B Nacional.

Viernes 17 de Julio de 2009 | Fútbol Profesional

subir