La Profe del Milrayitas

Un mano a mano exclusivo con Luciana Bengolea, la profesora de partín artístico de nuestra institución. Te proponemos conocerla. A ver...

Por Leandro Saltamerenda

¿Cuál es el balance que podés hacer en este tiempo que estás como profesora de patín artístico?
Y, hace tres meses que empecé y tengo cerca de 30 alumnas. Eso es buenísimo. Por lo general, en mis experiencias pasadas, nada que ver. Por ejemplo, en un mes pueden llegar a venir cinco chicas y en el periodo de tres meses, 17 o 18 con toda la furia. En cambio, acá fue muy distinto y sumamos muchas alumnas desde el primer momento


¿Por qué creés que hubo una adhesión al deporte tan rápida? ¿Tuvo que ver la falta de una actividad para la mujer?
Seguro, igual, en realidad que quede claro que este deporte es mixto. Obviamente que al ser una danza clásica lo hacen más las mujeres. Pero sí, tal vez se puede asociar a que siempre hubo actividades para varones, y además que Los Andes es un club grande. Entonces si vos anuncias que hay una disciplina nueva todo el mundo se entera; sirve mucho el boca a boca. Esto a mí no me pasó en otros lugares, en mi caso yo también estoy trabajando en el club Villa Rita, y lo conocen muy pocos.


¿Cómo es tu trayectoria en este deporte?
Empecé a los seis años a patinar en el Club Patín Lomas, después estuve en Juventud Unida de Lavallol y, por último, en San Lorenzo.  Y por suerte tuve la oportunidad de participar de provinciales, nacionales y hasta sudamericanos. Ahora, en este año, mi idea es ir al Mundial, porque además de dar clases también sigo entrenando.


El patín tal vez no es tan reconocido a nivel nacional, pero es fundamental para los chicos en su edad de crecimiento…
Sí, es así. El tema es que nunca fue importante a nivel nacional, de hecho es una actividad amateur, que recién en este momento se está haciendo conocido en los medios, principalmente por este fenómeno Tinelli. Ni hablar a nivel mundial, porque en el 2016 se va considerar un deporte olímpico. Salvo en Italia y en Estados Unidos, el patín no es distinguido como un deporte conocido.


Nada que ver con el patín carrera. Uno si dice Nora Vega, Andrea González o cualquier otra patinadora sabe de qué está hablando.
Tal cual. Si yo digo Tania Romano pocos son la que la conocen, y es campeona mundial consecutiva del patín artístico. Nuestro ambiente es muy chiquito, muy reducido y tampoco contamos con un apoyo del estado. Por ejemplo, si me quiero ir al Mundial me lo tengo que pagar yo. Es algo puramente amateur.


Desde la infraestructura, ¿cómo te adaptaste a Los Andes?
No pensé que iba a encontrarme con este lugar. Para mí fue muy fácil instalarme acá, cosa que tal vez no pasa en otros clubes. Siempre tenés un pero, o te dicen “patín no porque raya el piso”. En Los Andes nada que ver y fue todo mucho más accesible. Se nota que hay vida deportiva desde hace años, las instalaciones están buenas y la pista también me sirve. Incluso hasta puede utilizarse para hacer torneos o espectáculos


Y, ¿cómo es trabajar con nenes chiquitos?
La verdad que ya estoy acostumbrada. Acá la mayoría tiene 4 años y la más grande 11. Tal vez en otro momento de mi vida sí me hubiese costado más porque estaba trabajando con jóvenes. La diferencia es que ahora empecé de cero y estoy formando chicos. Eso también está bueno.


¿Cuánto ayuda implementar tareas recreativas durante una clase?
Y, sirve mucho. Imagínate que son chicos de 4 años y es necesario que haya un juego de por medio. A veces hacemos competencias y buscamos quién hace más figura. Suma bastante, pero tampoco quiero que se trasforme en una diversión. Yo apunto a que sea un deporte, que el chico venga a practicar una actividad y no a jugar. Yo trabajo para que mis alumnas compitan, entrenen y no quieran faltar porque a fin de mes tienen que participar de un torneo.


Por el momento, la actividad en el club está destinada a las prácticas. Todavía no hubo competencia oficial…
El 19 de este mes iba a haber un torneo, pero se suspendió por este problema de la Gripe A y la emergencia sanitaria. Tenia ocho alumnas de Los Andes para presentar y eso iba a servir para meternos un poco en el ambiente. Pero bueno se postergó para octubre, así que habrá que esperar.


¿Qué expectativas tenés de cara al futuro?
Mi idea es que el patín crezca como disciplina en un club tan grande. Tal vez es difícil competir con básquet o el fútbol, pero yo quiero que Los Andes sea reconocido por este deporte. Y para ello es clave la colaboración de todos, de las alumnas, de las madres y un poco también de la parte económica. Yo me aboco a que el patín artístico no sea para un solo sector social si no que lo puedan practicar todos.


 

Lunes 13 de Julio de 2009 | Patín Artístico

subir