El elegido

Tras el triunfo de la Agrupación Mil Rayitas, el presidente electo Víctor Grosi dialogó con el Sitio Oficial y dejó sus primeras impresiones. "Esto para mi es un honor y el orgullo máximo", expresó el candidato de la Lista 2.

El "se siente, se siente, Víctor Presidente" retumbó fuerte en el hall de ingreso del Colegio Ejército de Los Andes. Minutos después de finalizar el recuento de votos, el presidente  electo Víctor Grosi apareció en escena acompañado de su hijo Nicolás (será vocal) y junto a Pablo Paladino, referente de la Agrupación Mil Rayitas, se acercó a dialogar con los medios presentes. Luego, más tranquilo y en la intimidad, dejó sus primeras impresiones para el Sitio Oficial:

SENSACIONES: "Ser presidente de mi club es un sentimiendo de una emoción muy profunda y una alta responsabilidad. Además aprovecho para decir que concluido el acto eleccionario se terminaron las divisiones en Los Andes. Inmediatamente le dije a Vicente (por el candidato Rudi) que si nos tocaba perder a nosotros, ibamos a ayudar de afuera y él me respondió lo mismo. Como éste va a ser un club de puertas abiertas espero que en ésta tarea de estar al frente podamos salir adelante y cuente con el apoyo de todos". 

EL PRIMER AMOR: "Yo vine a vivir a Lomas en el 83´, en el 84´ empecé a venir a la cancha por mis amigos y en el 85´ me hice socio. Esto para mi es un honor y el orgullo máximo". 

OBJETIVOS: "Dejar de acá a dos años un proyecto sustentable en las Divisiones Inferiores, en las actividades, edilicio, educacional y también a nivel futbolístico para que las futuras gestiones tengan una matriz de crecimiento y no haya esos altibajos institucionales". 

LA AGRUPACION MIL RAYITAS: "La militancia que tiene la Lista que armamos es algo impresionante. Estoy muy agradecido. Debo reconocer que nunca había participado de la política del club y para mí son los héroes verdaderos de ésta elección". 

EL MENSAJE PARA LOS SOCIOS: "Como el club se va a democratizar profundamente y las decisiones estrátegicas estarán consensuadas, espero que los socios nos den una cuota de confianza y se acerquen. En mi caso, no lo tengo miedo a las críticas, tampoco soy caprichoso y si me tengo que rectificar lo voy a hacer. Ojalá podamos tener un club donde seamos felices y también borrar esa estigmatización, que hay con el tema de la violencia. Es un trabajo arduo, pero yo estoy dispuesto a afrontarlo".  

Domingo 23 de Junio de 2019 | Institucionales

subir