Crónica de un 23 de mayo

La familia Mil Rayitas volvió a decir presente y el festejo del Día del Hincha nos regaló otra noche llena de pasión. La Caravana de la Sede al Gallardón, el reconocimiento a las mujeres, fuegos artificiales y ese sentimiento que está más vivo que nunca.

Tito Villani es uno de los primeros en llegar a la Sede. Entra a la confiteria, se funde en un abrazo con el Gallego y sigue su camino con el gorrito de lana rojo y blanco como bandera. Lo siguen los chicos del Baby, iluminados por esos fuegos artificiales que nunca faltan. Al Chango, gloria Mil Rayitas. Y ahí tantos más...

No juega Los Andes, no. Tampoco es un banderazo. La procesión Mil Rayitas otra vez vuelve a tener cita ahí. En el mismo lugar y a la misma hora que hace 7 años atrás. Esa noche que dio por finalizada la Recuperación de la Sede Social y dio origen a este Día Mundial del Hincha de Los Andes. 

Las fotos y los videos se viralizan por las redes. Los grupos de whatsapp tampoco se quedan atrás. "Nosotros recién salimos. Te vemos en la cancha", dice Lupe en sus primeros pasos junto a la caravana.

"Acá estamos reunidos nuevamente", abre Rodo, a cargo de los micrófonos en el evento central sobre la Avenida Santa Fe. Hace un rato la calle está cortada. Hay música, mucho sentimiento a flor de piel. Y si no mirá a nuestra querida abuela Pica, homenajeada y aplaudida por todos... 

El festejo continúa, Graciela da paso el reconocimiento a las mujeres, los fuegos ahora caen sobre la calle Sáez, y la noche se cierra como empezó. Todos unidos por Los Andes. Como aquel 23 de mayo de 2012. Como lo soñó Don Eduardo Gallardón...

Jueves 23 de Mayo de 2019 | Info Diaria

subir