Unidos triunfaremos

En la previa del duelo de inferiores ante Boca Juniors, compartimos un asado con el plantel de la Cuarta División. Toda la intimidad de un grupo que crece a pasos agigantados.

Por Leandro Saltamerenda

Se lo ganaron en la cancha. Después del gran triunfo conseguido ante River Plate, el cuerpo técnico cumplió la promesa y los chicos de la Cuarta División tuvieron su premio: un jugoso asado para todo el plantel. ¿Cuándo se saldó la deuda? Este viernes al mediodía, en la previa del partido frente a otro peso pesado: Boca Juniors. Qué condimento, por favor…

La jornada había arrancado bien temprano, con una práctica muy liviana y distendida. Mientras algunos se divertían con el fútbol-tenis, otros ya perdían su mirada entre las parrillas de Villa Albertina. ¿Quién estaba a cargo de todo? El entrenador de arqueros Luis Silva, el Cordobés para los amigos… 

Una vez duchados, los muchachos poblaron la mesa larga y, al estilo Benvenuto, comenzaron a recordar sus andanzas. Es verdad, faltaba el Tano Gargiulo, pero desde el Gallardón llegaban dos refuerzos de Primera: el Colo Acosta y Ari Barros.

Con Tissera a la cabecera, y los técnicos de inferiores perdidos dentro de tanta juventud, todos disfrutaron de un almuerzo diferente. Sí, ellos ahí estaban: bien unidos y a la espera de otro batacazo.


 

(ESTE EVENTO SE LLEVO A CABO GRACIAS A LA COLABORACION DE CARNICERIA FUTURO, PRODUCTOS POZO, ENTRE OTROS).

Viernes 12 de Junio de 2009 | Fútbol Amateur

subir