Apostillas en Sarandí

En un entretenido encuentro, Lucas Chacana conviritió su primer tanto con la Mil Rayitas. Aquí algunas pastillitas del inicio del ciclo de Kopriva, los lesionados, ex Mil Rayitas y figuras ilustres que presenciaron la igualdad...

Por Pablo García

GRITO SAGRADO: Lucas Chacana logró convertir su esperado primer gol, con un hermoso tanto tras picársela a Maxi Gagliardo. Y más aún con lo que cuesta en esta versión de Los Andes, que apenas tiene 6 en el torneo. “Fue un pelotazo largo de Requena, que controlo y luego encaro para adentro. A la hora de rematar, la pelota se me acerca al pie de apoyo. Entonces no le quería pegar fuerte porque sabía que se levantaría. Por eso toqué despacito y gracias a Dios entró”, describió el delantero que al jugar por izquierda, pudo acomodarse en el gol para su pierna más hábil, al enganchar hacia el medio. “Estoy contento por el primer gol con esta camiseta”, agregó el tucumano que no convertía desde 2016, cuando vestía la casaca de Huracán, que enfrentaba al Talleres cordobés. “El entrenador me pidió que explote la velocidad y, en lo personal, ayudé a mis compañeros para la recuperación de la pelota”, indicó.

TÉCNICO QUE DEBUTA…: Empata, en este caso. Buena producción de Los Andes en el Viaducto ante el escolta del líder del torneo, donde Juan Kopriva indicó que en primera instancia intentaron cortar los circuitos de juego del local, con presión en todos los sectores. Pero además, el conjunto de Lomas se hizo protagonista por momentos en base a buen juego y explosión. En una gran tarde, Marcos Britez Ojeda marcó el pulso del Mil Rayitas y Requena no solo evitó de manera estupenda la caída de su arco sino metió la habilitación a Chacana para que se vaya directo a su gol. “Nos vamos con un poco de bronca porque pudimos llevarnos los tres puntos. Si bien ellos intentaban por los costados y Requena sacó una pelota de manera brillante, hicimos un trabajo importante, incluso controlamos al rival, y nunca resignamos a lastimar al local y tuvimos situaciones de contra. En líneas generales estoy satisfecho y contento por ellos, ya que en poco tiempo no podía modificar nada sino solamente hacer hincapié en lo anímico. Haremos que este punto tenga mucha más validez al enfrentar el sábado a Defensores”, expresó el nuevo entrenador Mil Rayitas, quien sostuvo que adaptará el sistema táctico a los futbolistas que tiene un buen momento y los rivales.

LA ENFERMERÍA COMIENZA A LLENARSE: El sanatorio Mil Rayitas tiene todas sus camas ocupadas. A las lesiones de Silva, Fornari y Guruceaga, entre otros, ahora se le agregaron Matías Linas, Fabricio Lenci y el goleador Chacana. El Polaco apenas estuvo poco más de 20 minutos en cancha (cuando Los Andes dominaba a su rival) pero tuvo que retirarse con una fuerte contractura en el aductor que no lo dejó seguir. También, en el complemento salieron El Toro con una contractura en el aductor y Chacana con un dolor en su tobillo, que motivó la airada reacción de varios futbolistas locales porque creía que estaba haciendo tiempo.

UN EJÉRCITO EX MIL RAYITAS: Gagliardo, Álvarez Suárez, López, Cérica, Luce y Rondina, el formador del grupo. Maxi Gagliardo fue el más solicitado y estuvo a beso, abrazo y charlas por doquier: aplaudido por propios y rivales. “No hay pero cuña que la del mismo palo”, reza el dicho. Y fue así: En poco más de 10 minutos que entró en juego Pastelito (goleador de la pasada campaña de Los Andes con apenas 4 tantos) volvió a convertirle al Mil Rayitas, como ya lo había hecho con las camisetas de Villa Dálmine y Temperley, con un gran centro del cordobés Álvarez Suárez. Casi de la misma manera lo logra también Ramiro López pero de palomita, aunque le ahogó el grito pero de manera extraordinaria Requena. También lo tuvo el cordobés, tras un gran pase de López, quien lo quiso sacar a los empujones a Chacana de la cancha cuando salió reemplazado. Patricio Luce siguió las acciones desde la platea.

OTRAS FIGURAS EN LA PLATEA: Varios estuvieron observando el partido como el Pirata Czornomaz y el ex árbitro ángel Sánchez, quien al ser reconocido por los hinchas locales dijo: “Acá no me putearon nunca”, entre risas. Y uno sentado asintió: “No, acá con vos siempre ganábamos”…

A RESFRESCARSE: Si bien no hizo mucho calor, el público aprovechó para mojarse un poco: los grifos no solo mojan el campo de juego sino también tiran agua a las tribunas, rejas de por medio. Toda una novedad…

 

Domingo 24 de Febrero de 2019 | Fútbol Profesional


subir