El mea culpa de Juan Martín

"Les pido disculpas a mis compañeros, al cuerpo técnico y a la gente por la actitud que tuve", expresó el goleador luego de su reacción mostrada con Olimpo. Perdonar también es divino...

Por Leandro Saltamerenda

El reloj marcaba los 12 minutos del segundo tiempo, y Los Andes no le encontraba la vuelta al partido. Olimpo era más, y el local no sabía cómo lastimar. Entonces, el técnico Luís Blanco meditó unos segundos, y decidió hacer dos cambios. Adentro Gonzalo Bustamante y Juan Ignacio Acosta Cabrera. Afuera Gustavo Arce y Juan Martín. Pero, ¿qué pasó? ¿Por qué esa reacción? Mientras muchos seguían atentamente la jugada siguiente, del otro lado de la línea de cal se daba una actitud impensada. El delantero Martín, en su camino hacia al banco de suplentes, dio una patada al aire y su derechazo impactó un bidón de agua. Nadie lo esperaba, pero con la caída consumada, esa escena quedó de lado. Sin embargo, un par de días después, el goleador expuso su error públicamente e hizo un mea culpa.

¿Hubo una  autocrítica personal por la reacción que tuviste después de ser reemplazado durante el partido?
Y, la verdad que sí. Aprovecho y les pido disculpas a mis compañeros, al cuerpo técnico y a la gente por la actitud que tuve. Es cierto que no es lo ideal cuando a un jugador le toca salir, pero bueno, fue una calentura del momento y ya pasó.


Tal vez no es la forma de expresarse, pero queda en claro que todos quieren jugar y contribuir para lo mejor del grupo…
Seguro. Uno trata de dar lo mejor adentro de la cancha, y en ese instante me tocó salir. Yo siempre quiero estar y más en este presente que es complicado y queremos superar.


Y a nivel grupal, ¿cuál fue el mensaje? Porque no se jugó bien frente al Aurinegro…
No, veníamos de ganar un gran partido en Córdoba y no pudimos hacer ni el 50% de lo que mostramos allá. La realidad es que tenemos que jugar como sabemos, no tener errores y tratar de copiar la actuación con Talleres que fue bárbara.


Se venía muy bien de local, con diez juegos sin perder y tres victorias consecutivas, ¿se confiaron un poco del rival?
Puede ser. Inconcientemente después de haber conseguido los tres puntos en Córdoba uno no quiere confiarse, y un poco se relaja. Justo venía Olimpo, un equipo que no ganaba hace mucho, y nosotros no nos dimos cuenta. Pero ellos también hicieron un buen encuentro. Se cerraron bien atrás y cuando tuvieron la oportunidad nos hicieron el gol.


Eso habla de que en esta categoría no podés regalar nada. Ni siquiera ante equipos que no pelean por nada…
Es cierto. Son todos partidos muy duros, y estos cinco que nos quedan los tenemos que tomar como finales. Ahora se viene Platense, y hay que tratar de conseguir los tres puntos.


 

Martes 19 de Mayo de 2009 | Fútbol Profesional

subir