La voz oficial

Hernán Celona asumió como presidente de Los Andes hasta agosto de 2019 y le cuenta a los socios sobre su nueva función al frente del club. "El objetivo más importante es gestionar y brindar confianza hacia afuera", aseguró el máximo dirigente de 36 años.

¿Cómo vivís esta nueva etapa en tu vida como presidente de Los Andes?

Con mucho orgullo, con mucha felicidad de estar al frente de mi club. Arranqué hace 8 años atrás en la Comisión Directiva de Pablo Paladino como revisor de cuentas, después fui vocal suplente y así ocupé diferentes cargos hasta ésta elección. Obviamente uno tiene una exposición distinta, la responsabilidad es distinta, pero el compromiso para trabajar es el mismo. Uno tiene la tranquilidad que cuenta con un grupo de gente atrás que lo acompaña, y vamos a trabajar en consecuencia. Siempre digo que los clubes que se manejan con un presidente unipersonal no llegan a ningún lado. Así que apunto a armar equipos de trabajo y en base a eso nos vamos a ir acomodando. 

Fuiste dos veces secretario, ¿es quizás el cargo más activo de una Comisión Directiva?

Y es una linda función. En ambos casos a mi me llegó por sorpresa. La primera vez que me tocó ser secretario fue por la renuncia de Oscar (por Ferreyra) después de lo que vivió en su casa, y la verdad que fue un impactó grande. Y hoy me pasó algo parecido con la presidencia. Creo que haber sido secretario me marcó el camino y fue de mucha ayuda en mi formación dirigencial. Pero también se que soy joven y debo apoyarme en la gente que tiene experiencia y es de mucho valor en el día a día del club. 

Hablaste de tu juventud, ¿qué significa ser uno de los presidentes más jóvenes de la historia reciente del club?

La verdad que es algo muy lindo. Y no es porque sea yo, pero al club le va a venir muy bien la llegada de nuevos dirigentes. Por eso lo que quiero en este año que me queda de mandato es convocar a socios e hinchas a trabajar en el club. La realidad es que tenemos muchos jóvenes en nuestra Comisión, pero necesitamos renovación. A veces escuchás que la gente se queja y dice que están las mismas caras, entonces desde acá vamos a tratar de brindarles las herramientas necesarias para que puedan sumarse y participen activamente y con compromiso desde adentro. La idea en lo que queda de este período es armar jornadas especiales y avanzar en la formación de nuevos dirigentes. Y el año que viene, haya o no continuidad, tengamos posibles candidatos en una lista. 

¿Esa es la manera de empezar a pensar a mediano o largo plazo?

Obviamente. No creo que en un año lo podamos lograr, pero el compromiso es ese y pienso que hay que apuntar a ello. Además nos va ayudar tener una vida social diferente y recuperar esa forma de gestionar que iniciamos cuando llegó Pablo Paladino. 

Muchas veces se habla mal de la palabra "procesos". ¿Se buscó lo mismo en el fútbol al ratificar a Gaby Lobos como entrenador o que el Nene Díaz continúe como coordinador de Inferiores?

Sí, la continuidad del cuerpo técnico nos brinda el conocimiento del club, la capacidad que tienen, el sentido de pertenencia. En lo deportivo han agarrado el plantel en un momento complicado y si bien los resultados no acompañaron, apostamos a creer en su trabajo. Además tomamos la decisión de que vuelva Claudio Balsano como manager porque para nosotros es muy importante. Cuando estuvo al frente del grupo logramos un ascenso, después hicimos otra buena campaña en la B Nacional y además es del club. Y en Inferiores queremos lo mismo. Sabemos que en el fútbol los procesos a largo plazo son difíciles, pero vamos a intentarlo. Ojalá que los triunfos nos acompañen y podamos seguir promoviendo chicos como pasó en éste último tiempo. 

¿Qué evalución hacés del Fútbol Amateur?

En el sentido deportivo creo que estamos muy bien. Obviamente faltan un montón de cosas y tenemos que brindarles a los chicos todas las herramientas necesarias para que potencien sus condiciones. Por suerte hoy tenemos un Selectivo, que se entrena en el mismo lugar que lo hace el plantel profesional y sirvió de mucho. Porque los juveniles tienen más roce y llegan con otra mentalidad y casi no sienten el paso a Primera. Pero sabemos que en Villa Albertina nos falta mucho. Hay un grupo de socios que se había acercado para colaborar y con la coyuntura que vivimos éste último semestre quedó un poco relegado. Pero en los próximos días nos vamos reunir para convencerlos de que se sumen. Hay muchas obras para hacer en el predio, pero por sobre todo, necesitamos presencia dirigenciall.

¿Y qué podés decirle al socio de la Sede?

La Sede tiene un movimiento importantísimo y en parte se lo debemos al acuerdo que firmamos con On Fit y la cantidad de actividades que logramos sumar en este último tiempo. Pero por otro lado somos conscientes que tenemos que trabajar mucho porque la pileta y el fondo están muy descuidados. No es fácil porque es una inversión muy importante la que hay que hacer, pero vamos a tratar de tomar la mejor elección posible y para el bien de todos.  

Sos muy activo en las redes sociales con la información de los deportes amateurs, ¿te gusta saber cómo le va a nuestras disciplinas más allá del fútbol?

Por supuesto. Hoy tenemos 25 actividades y la realidad es que eso permitió recuperar la vida social de Los Andes. Logícamente uno es hincha de fútbol y la pasión que mueve la pelota no tiene comparación, pero que hay seguir por esa línea y no quedarse con qué tenemos X cantidad de disciplinas y el club está bárbaro. Por eso creamos una  Subcomisión de Actividades que está muy activa y eso es bueno porque va está detrás de las necesidades de cada deporte. 

Tenes un año de gestión por delante, ¿qué te gustaría que diga el hincha de Los Andes cuando termine el mandato?

A título personal, nada. A mí me pone contento que la mayoría de la gente hoy se sienta identificada con un presidente joven al comando del club. Y lo que sí quiero es que todos los que somos Comisión Directiva nos demos una inyección de ánimo para contagiar a quienes están afuera y demostrarles que tenemos ganas de trabajar. Muchas veces necesitás de los resultados para generar ese "humor hermoso" que hace todo más fácil, pero el objetivo más importante es gestionar y brindar confianza hacia afuera.

Domingo 27 de Mayo de 2018 | Institucionales

subir