No se detiene

Después del gran triunfo ante Talleres, el Milrayitas volvió a Lomas, y este martes ya se entrenó en el Gallardón, pensando en el partido ante Olimpo. Este equipo no descansa...

Por Leandro Saltamerenda

No habían pasado ni diez horas del pitazo final de Daniel Raffa, y ellos ya estaban entrenando otra vez. Este plantel de Los Andes tiene los objetivos muy claros y sabe que para quedarse en la B Nacional no puede regalar nada. Por eso, después del gran triunfo conseguido ante Talleres (Córdoba), el Milrayitas regresó inmediatamente a Buenos Aires, y ni bien pisó suelo lomense se fue derechito a trabajar. Sí, sin excusas y muy motivados por el 2-1 sobre los cordobeses. Y, cómo no estarlo. Si por primera vez en todo el torneo, el conjunto de Luís Blanco abandonó la zona de descenso directo, y en caso de darse una serie de resultados en la próxima fecha, hasta podría escaparse de la promoción. Obtener los tres puntos el próximo sábado frente a Olimpo sería dar otro gran paso en este camino, que en la línea de llegada tiene el premio de la salvación.
Parece mentira, pero luego de viajar toda la noche en micro, la delegación llegó cerca de las 11 al estadio Eduardo Gallardón, se calzó la ropa de entrenamiento, y minutos más tarde ya estaba en el verde césped. Pero ojo, no fue un práctica muy exigente, aunque sí sirvió para escuchar la palabra del cuerpo técnico, estirar las piernas y despejar la mente. Como ya es una costumbre en los post partidos se dividió al plantel en dos grupos. Aquellos futbolistas que fueron de la partida con la T trotaron, hicieron tareas regenerativas y ejercicios de relajación. En cambio, el resto se entrenó en la parte física con el profe Claudio Frean. Después de una intensa entrada en calor, el preparador físico diagramó diferentes trabajos de velocidad y coordinación, con mucho cambio de ritmo y dirección. Y, para finalizar se prendieron con un picadito de fútbol, en espacios reducidos.
En cuanto a los lesionados, tanto Javier Bergés (operado de apendicitis) como Patricio Grgona (desgarro) sólo caminaron alrededor de la cancha, y Gonzalo Bustamante, con un fuerte esguince de tobillo, empezó a intensificar su recuperación con vistas al encuentro frente a Olimpo. Por su parte, el defensor Julián Bogao, quien el último sábado se retiró con una fatiga muscular, se realizó una ecografía y el resultado arrojó una distensión en el aductor de la pierna derecha.
Este miércoles, el Milrayitas se entrenará por la tarde en el Club Alemán, de Burzaco, y el técnico Luís Blanco tiene previsto hacer un amistoso frente a los chicos del Selectivo. Sí, Los Andes no se detiene…

Martes 12 de Mayo de 2009 | Fútbol Profesional


subir