TALLERES 1

¡¡¡Cordobazo!!! Triunfo gigante del Milrayitas. En un partido clave por la permanencia, el CALA venció a la T con dos goles del eterno Yaqué, y abandonó la zona de descenso directo.

Por Javier Mazparrote

Sin dudas, para ambos equipos era una final. Tanto en Córdoba como en Lomas, este partido se vivía con ansiedad, nerviosismo y mucha expectativa. Un grande del Interior en una situación extrema se jugaba su última chance ante un Los Andes, que desde la llegada de Luís Blanco cambió su cara y empezó a creer en la salvación. De siete partidos disputados, el ex entrenador de Platense traía una racha de tres triunfos, dos empates y dos caídas. Por eso, la ilusión del Milrayitas se mudaba hasta la Boutique cordobesa, un reducto muy complicado. Por el lado del conjunto de Raúl Peralta, Lussenhoff, Wílchez, Fierro y Galarraga volvían a la titularidad en lugar de Abalay, Quiroga, Cobelli y Basualdo. En cambio, el CALA traía una sensible baja, ya que el cordobés Gonzalo Bustamante se perdía el encuentro por no poder recuperarse de un esguince de tobillo. Misma lesión corría para Jaime Molfeso, aunque el joven nacido en Bragado  tenía chance de  esperar en el banco de suplentes. Entonces, Blanco se la jugaba con Facundo Coyra y Gustavo Arce como sus sustitutos. Y, había una variante más,  Juan Martín ocupaba el lugar de Martín Castagnino. Las cartas ya estaban echadas, y la pelota empezaba a rodar…
Apoyado por una multitud, el Albiazul saltó a la cancha con la premisa de imponer un respeto, que había perdido durante la segunda ruedo del torneo. Y durante los primeros minutos, la presión del público local se hizo sentir, y  Wílchez se convirtió en un hombre de temer para la firme defensa de Los Andes. Es por ello que Lussenhoff debió ubicarse en la mitad de la cancha, y Talleres, por intermedio de la vía aérea, buscaba llevar peligro al arco defendido por Cubito Cáceres. Hasta que a los 12 apareció la jugada del grito inicial de la noche. Montero la inició la por izquierda, Martín la dejó pasar magistralmente y el Beto de Lomas, el gran Yaqué, definió ante la salida de Brasca para el delirio de los miles de lomenses, que seguían atentamente el partido por la tele. Pura efectividad para el equipo de Blanco: una llegada a fondo un gol. El murmullo del estadio se hacía sentir…
Y lo peor que hizo Talleres fue mandar a los defensores a buscar el empate. Los grandotes se fueron al ataque y dejaron muchos espacios para la contra del Milrayitas. No obstante, a los 18, Bartolini tuvo una chance clara, cuando su cabezazo dio en el palo derecho de un Cáceres, que hacía vista. Pero poco importó. Porque Los Andes era más ordenado que su rival, sobre todo en la mitad de la cancha, ya que Arce, Britez Ojeda, Montero, Vega y Coyra iban creciendo en su rendimiento. Lejos de su arco, el Rojo hacia su partido y con el resultado a favor manejaba a voluntad.
Cerca de la media hora de juego, el Matador iba, aunque no tenía ideas convincentes; cada centro agigantaba la figura de Foglia y Alcaraz. Y, después de un centro al área de Los Andes, Martín emprendió otra contra rápida, Marquitos habilitó al eterno Yaqué, y el goleador no perdonó. Ahora Lomas estaba 2-0 arriba y enmudecía parte de la provincia mediterránea. Pensar que lo pudo haber liquidado sobre el final de esa primera parte, pero Coyra remató fuerte y la pelota se fue afuera. Igual, el CALA se iba ganador y bien merecido lo tenía. Efectividad y eficiencia. Las dos armas letales de este equipo.
Para el complemento, el técnico Peralta sacó a Báez, hizo ingresar a Azcurra a la mitad de la cancha y se la jugó con tres en el fondo. Además Wílchez se adelantaba unos metros, y se movía como  delantero. A todo o nada se la jugaba Talleres. En cambio, Blanco, conforme con lo realizado en los 45 iniciales, mandó a la cancha los mismos jugadores que estaban ganando un partido clave. Y, los primeros minutos fueron parecidos a los del primer tiempo. El local presionaba sin muchas ideas e insistía con centros y más centros. Por momentos, Los Andes defendía con cinco atrás, y tanto Vega como Montero se veían obligados a retroceder en el campo. Por eso, el entrenador del CALA metió a Molfeso para tener la pelota y jugar definitivamente de contra. El local iba, pero no era la noche de Salmeron ni de Wilchez. Sin embargo, a los 26 minutos, el ingresado Moreira intentó mandar un centro que se le coló a Cáceres por el segundo palo y decretó el 1-2 a favor de Los Andes. Se venia otro partido…
El público que había cesado de alentar y comenzaba a cuestionar a sus jugadores, ahora renovaba su aliento. Y quizás fueron los momentos mas complicados  para la visita. Por algo, si no se sufre no sos de Los Andes y de ahí al final se sufrió. Y vaya si se sufrió, pero el Milrayitas aguantó el resultado, aunque  también pudo haberlo liquidado con un par de contragolpes desperdiciados por  Martín y Britez.  Pero por suerte los minutos fueron pasando y Talleres, salvo un remate desde afuera del área que se perdió por arriba del arco de Cubito, careció de peso ofensivo. Se venían minutos dramáticos. Maidana ingresó para ayudar en la mitad de la cancha por un Yaqué extenuado, y ya sobre el final, en una polémica jugada Montero recibió la segunda amarilla. Inteligente Blanco mandó a Sardi a la cancha a defender con uñas y dientes el gran triunfo que se obtenía tras una larga rueda sin vencer fuera de Lomas. Y, la última fue para Talleres, pero la fortuna esta vez estaba de nuestro lado. Cáceres, tras un rebote en Salmeron, se quedó con la pelota del partido…
Era el final. Los Andes ganó por segunda vez en el torneo dos partidos consecutivos, y por primera vez dejó el descenso directo. La batalla sigue y quedan seis finales más. El momento es óptimo y la ilusión está más intacta que nunca. Porque se entendió y se jugó como una final. Hay que rescatar muchos puntos altos: los goles del Beto Yaqué, el despliegue de Marquitos, el aguante de Arce, Vega, Montero, la solidez de Foglia, Alcaraz y Bogado. En fin, los 18 que fueron a Córdoba y los miles que alentaron a la distancia todos unidos para salir del descenso directo.
Ahora viene Olimpo, y en Lomas es hora de festejar. Pero a no relajarse. Avanti Los Andes, no tires la toalla que hasta los más mancos la siguen remando…


SINTESIS:


Talleres (1): Brasca; Céliz, Lussenhoff, Bartolini, Báez (ST Azcurra); Cabrera, Galárraga, Zermattén, Wílchez (ST 21` Godoy); Fierros (ST 11` Moreira) y Salmerón. Suplentes: Bernacchia, Abalay, Stang y Basualdo. DT: Raúl Peralta.

Los Andes: Cáceres; Bogado, Foglia, Alcaraz; Vega, Arce, Coyra (ST 16` Molfeso), Montero; Brítez Ojeda; Martín (ST 48` Sardi) y Yaqué (ST 32` Maidana). Suplentes: Díaz, Ruiz, Castagnino y Acosta Cabrera. DT: Luís Blanco.

Goles: PT 13` y 43` Yaqué (LA); ST 23` Moreira (T).

Amonestados: PT 26` Foglia (LA); ST 7` Vega (LA), 15` Galarraga (T), 21` Cáceres (LA), 28` Cabrera (T),  32` Yaqué (LA) y 35` Zermattén (T).

Expulsado: ST 42` Montero (LA).

Arbitro: Daniel Raffa

Asistentes: Sergio Zoratti y Adrián Pérsico.

Cancha: La Boutique, de Talleres (Córdoba).

 

QUEREMOS AGRADECER EL EXCELENTE TRATO RECIBIBIDO POR NUESTRO EQUIPO DE TRABAJO EN EL ESTADIO CORDOBES. FELICITAMOS AL SR. LUIS HERNAN LOPEZ, DIRECTOR DE PRENSA DEL CLUB ATLETICO TALLERES, Y TODO SUS COLABORADORES POR SU LOABLE ATENCION AL PERIODISMO. GRACIAS.

Lunes 11 de Mayo de 2009 | Fútbol Profesional


subir