Color local

Los primeros goles del Toro Lenci y el triunfo fueron un desahogo para los socios e hinchas genuinos del Mil Rayitas, quienes padecieron los incidentes y sufrieron a la par el golpazo de Gustavo Turraca.

Por Pablo García

DOS CABEZAZOS EN EL ÁREA ES GOL: La remañida frase no solo la podemos corroborar en el segundo de Los Andes, sino en los dos únicos testazos que metió Fabricio Lenci durante todo el partido. Así el Toro gracias a su olfato en el área festejó sus primeros dos goles con la casaca Mil Rayitas, que ya lo ubican entre los goleadores del equipo con apenas cuatro partidos, y por primera vez en el torneo nos hizo gritar más de una vez tantos del equipo en un partido. "Esto muy contento porque vine a sumar. Siempre me trataron muy bien mis compañeros y el cuerpo técnico, a ellos le agradezco esta actuación de hoy”, dijo el delantero, que además de los goles tuvo una destacada actuación. En primer término, la apertura llegó a través de un tiro de esquina ejecutado por el ‘Chueco’ Mendieta y cabeceado por el ex Bicho, que vulneró la resistencia de Ríos e hizo descargar toda la tensión de los hinchas. El segundo tuvo la misma fórmula, pero quien lo asistió fue Maxi García para que nuevamente festeje otro gol propio. Con sus gritos, Lenci echó por tierra que durante el actual torneo ningún delantero que había entrado entre los once iniciales había convertido. “Estamos muy felices porque se le abrió el arco a los delanteros. Esto es muy importante pero también tiene que ver con el funcionamiento del equipo”, dijo el entrenador Lucho Pérez. Por su parte, el ‘Toro’ también se entusiasma: “La ilusión al Reducido siempre está y el club se lo merece. Soy una persona positiva y siempre miro para arriba”.

SALIR DE LA SEQUÍA DE GOLES: Al sumar dos nuevos gritos, Los Andes deja de ser el equipo que menos tantos a favor tienen en todas las categorías de AFA, pero aún sigue siendo el que más pocos cosechó en la B Nacional. Esto déficit se ve reflejado en que ya Lenci con sus tantos está a uno de Rodrigo Bogado, que a pesar de no jugar por lesión desde el pasado año sigue siendo el artillero del equipo con tres goles. También demuestra su carencia en el hecho que festejó sus primeros dos tanto en un mismo partido durante el actual torneo, ya que la última vez que lo había logrado fue el pasado septiembre en el Gallardón por el mismo resultado, que condenó a Crucero del Norte a jugar en el Federal. A seguir sumando alegrías…

IRROMPIBLE: Martín Minadevino justificó con creces ser el primer expulsado de Tricolor en el actual torneo por una patada criminal, con impericia pero sin intensión, al capitán de Los Andes, Gustavo Turraca. Luego de ser asistido, el volante siguió jugando con el mismo ímpetu y espíritu que siempre. El Terminator de Lomas. “Aún me duele la mandíbula y un poco la cabeza por el choque”, dijo Turraca, con aún la marca de los tapones del rival en su cara y cuello. Por eso en conferencia, la dupla técnica señaló que, además de estar amonestado, realizó el cambio para que descanse y se recupere el capitán, quien se fue ovacionado desde todos los rincones del Gallardón.

CARA Y CECA: Como siempre, Junior Mendieta se destaca por sus pinceladas, un par de fantasía, caños y hasta un disparo que reventó el travesaño y casi se transforma en gol olímpico. Pero también tuvo algunos errores y su impotencia y bronca se plasmaron en un pelotazo donde sacó la pelota de la cancha, por sobre el techo del gimnasio del club. Por su lado, Matías Escobar volvió a la titularidad y lo hizo en buena forma para cortar y darle un poco más de libertad a los extremos. Inclusive tuvo una buena ocasión sobre el final del partido, que pasó besando el palo. Claro que anteriormente también había apuntado al arco desde lejos y la pelota se fue demasiado desviada finalizando en un lateral…

UNA REUNIÓN DE AMIGOS: Martín Ríos y Facundo Lemmo estuvieron a puro abrazos en Lomas. Inclusive, el arquero del Tricolor tiene mucha tela que cortar ya que fue compañero hasta del técnico de Los Andes, Gaby Lobos, en Huracán. En la platea y apoyando a sus ex compañeros estaban el ‘Negro’ Zeballos y Maxi Barreiro. También estuvieron de visita un eterno ídolo como el Pato Aimetta y otros más cercanos como el ‘Pirata’ Czornomaz, junto al ex entrenador Mil Rayitas, Marcelo Barrera.

INTERRUPCIÓN: Con apenas un disparo por bando (Oroná y Mendieta) que despertaron del letargo a los arqueros, la amargura se hizo sentir en cada hincha y socio de Los Andes cuando el encuentro se detuvo por once minutos debido a incidentes en la tribuna Palacios. "Que se vayan todos, que no quede ni uno sólo", cantaban por su lado los socios y verdaderos hincha Mil Rayitas. Tras el desalojo de la policía y bajo la atenta mirada del titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe), Juan Manuel Lugones, el árbitro Bocca nuevamente tuvo las garantías para continuar el juego. “Siempre preocupan los incidentes porque queremos a nuestra gente en la tribuna. Al suceder esto nos pueden volver a cerrar las puertas, alejar a la familia del club y que no haya nuevos socios. Esto aleja a la gente”, sentenció Gaby Lobos.

 

Lunes 26 de Marzo de 2018 | Fútbol Profesional

subir