Apostillas

Tras la tormenta, sale el sol. En el partido 100 de Emma Martínez con la casaca Mil Rayitas, ‘Pastelito’ Cérica se sacó la mufa al convertir su primer tanto en Los Andes, que le brindo la victoria al conjunto de Lomas.

Por Pablo García

SE SACÓ LA MUFA: De manera poco ortodoxa, Ezequiel Cérica se llevó por delante la pelota y festejó por fin su primer tanto en Los Andes, que marcó el triunfo. “Este gol significa mucho ya que uno vive de esto y siempre trato de darle una mano al equipo. A veces las cosas no salen pero trato de brindar todo en la cancha”, se desahogó ‘Pastelito’, quien no convertía desde el último julio, cuando vestía la casaca de Villa Dálmine, donde había sido goleador de ese conjunto con 9 tantos. “Este festejo es para todos. Espero que vengan muchos más. Hay que seguir unidos para crecer”, sostuvo el delantero: “Nos daba bronca al vernos en la tabla porque este grupo merece un poco más ya que siempre dejamos todo tanto en cancha como los entrenamientos”, agregó. En cuanto al partido consideró que el equipo de Lomas estuvo “muy bien en todas sus líneas, aunque no ayudaba la cancha”, ya que la promesa del conjunto era “jugar por abajo y se hacía imposible”. “De todas maneras, con una clara propuesta, nos llevamos los tres puntos”, sentenció.

LOS ANDES SUMA OTRO CENTENARIO: Tras que los cumpla Maxi García, ahora Emmanuel Martínez alcanzó la cantidad de 100 partidos con la casaca Mil Rayitas, al sumar tres encuentros disputados  en su segundo ciclo en el club. Luego de verlo los más recientes partidos con la casaca 3, llegó a la cifra como lo conocimos, resguardando la franja derecha y siendo una pieza importante de ataque cada vez que cruzó la mitad de cancha. Años intensos, con ascenso incluido, Emma ya había cosechado 97 cotejos jugando en el equipo de Lomas, desde su desembarco en 2013 y hasta su salida a fines de 2015, sin convertir goles.

RIESTRA DEFIENDE CON 12: El partido se complicaba y a Los Andes le costaba tener situaciones claras, por la aguerrida defensa rival. Para romper esa barrera, tras un rechazo dese un corner, el ‘Rana’ Iberbia sacó un soberbio disparo desde fuera del área, pero la pelota finalmente dio de lleno en el cuerpo del árbitro que estaba en el medio del camino ¡Hasta el juez defendía para el local!

NÚMEROS CAMBIADOS: El síndrome Orestes Katorosz aún continúa. Muchos de los números de los jugadores de Riestra estaban cambiados: los defensores Gustavo Benítez y Daniel Silvani tenían la 9 y la 10, respectivamente; mientras el goleador Jonathan Herrera (5 tantos en el actual torneo) salió al campo de juego con la 2, entre otros futbolistas. ‘Huevo’ Rondina no quiso ser menos mandó al banco de suplentes a Cérica con la 15, Osvaldo Miranda con la 16 y Matías Escobar con la 18.

PINTAME: La lluvia estaba haciendo mella en el campo de juego, abnegando algunos sectores de la media cancha y las áreas chicas. Sin embargo, el árbitro dio luz verde para el comienzo del partido. Pero la tormenta además desdibujó el campo de juego. Por eso salieron algunos asistentes con cal y rodillo para demarcar nuevamente los sectores del terreno. Después del aguacero, salió el sol con el triunfo Mil Rayitas consumado…

PATERNIDAD ABSOLUTA: Cada vez que se enfrentan por un torneo regular, Los Andes le hace sentir su paternidad a Riestra: Previo a la igualdad por la Copa Argentina en 2011, Los Andes conservaba una absoluta paternidad, ya que había ganado los seis primeros partidos del historial, cuando disputaban los torneos de Primera C, entre 1955 y 1957. Ayer volvió a conservar la mística…

 

Lunes 20 de Noviembre de 2017 | Fútbol Profesional

subir