La Generación Milrayitas

Los chicos del Basquet vuelven a la competencia después de haber mantenido la categoría. Será este viernes por la noche ante Cañuelas Fútbol Club, como locales. "Vamos a tratar de pelear en mitad de tabla", nos adelantó el técnico Néstor D` Elia.

Por Leandro Saltamerenda

Arranca la ilusión. Después de haber cumplido el objetivo de mantener la categoría, Los Andes recibirá este viernes por la noche a Cañuelas Fútbol Club, en el inicio del torneo de la Primera División de la Asociación de Básquet de Esteban Echeverría. Sí, no será para nada facil el debut, ya que enfrente estará uno de los grandes candidatos al título. Además, el Milrayitas presentará un equipo diezmado. Es que el conjunto de Lomas sufrió las bajas por lesión de Emiliano Romero y Juan Tacconi, y el alejamiento de Marcelo Alvarez, Daniel Bertoldi, Hernán Miguel y Franco Abálsamo, por temas personales. Y, pese a las incorporaciones de Eric Estrada y Eduardo Paleta, el entrenador estará obligado a darles rodaje de competencia a varios chicos de las inferiores, como Chávez y Gamoneda. “Sabemos que vamos a disputar un campeonato muy complicado. Pero trataremos de afrontarlo de la mejor manera posible”, explicó el entrenador Néstor Rocky D` Elia, en una entrevista exclusiva con nuestro sitio oficial. 

¿Cuáles son tus expectativas para este torneo que comienza?
Esperemos hacer una competencia digna y qué este a la altura de las circunstancias. Sabemos que va a ser más dura, pero vamos a hacer todo lo que este a nuestro alcance. Si bien somos optimistas, también somos realistas y sabemos que tenemos un plantel más corto que el año pasado.


¿Cómo se desarrolló la pretemporada?
Y, tuvimos que trabajar bastante porque se fueron muchos jugadores por diferentes razones. A pesar de que sumamos un par de incorporaciones no logramos hacerlo en los lugares que pretendíamos. Pero creo que fue importante haber empezado a entrenar con anticipación, y disputando una competencia preparatoria como la Copa Baruque.


El año pasado se terminó cumpliendo el objetivo de mantener la categoría, pero siempre hay cosas por mejorar…
Sí, totalmente. La idea siempre fue formar un equipo competitivo, pero tuvimos que sufrir hasta último momento. Sabíamos que íbamos a tener que remar contra la corriente, y bueno, pasó eso.


Muchos no lo saben, pero los jugadores son amateurs, hay un bajo presupuesto, les toca enfrentar rivales de primer nivel. Estos aspectos a la larga se terminan sintiendo…
Seguro. Yo digo que del año pasado, si bien la Sub Comisión hizo un gran esfuerzo, pudimos cerrar el año con el broche de permanecer en la Primera División. Ahora será no perseverar en el error y pelear por lo menos en la mitad de tabla. Será complicado, pero vamos a tratar de apuntar más en las inferiores, otra no queda. Mientras muchos clubes jueguen el campeonato del dinero, nosotros vamos a disputar el torneo económico.


Y, en estas primeras fechas van a jugar con los máximos candidatos, ¿se sale con menos presión? ¿Cuál va a ser el planteo elegido?
Si bien el jugador tiene que dar lo mejor, nosotros sabemos contra quien nos enfrentamos. Ni los chicos ni yo salimos a la cancha con el resultado puesto, o sea, los partidos muchas veces parecen de una forma y se dan de una manera completamente distinta. Si nos toca una derrota, la trataremos de digerir, y buscaremos revancha en el próximo encuentro.


¿Cómo definirías al grupo?
Es único. Desde mi punto de vista, lo que ha hecho este equipo es increíble. Se lo dije a ellos, y siempre voy a decir lo mismo: me sacó el sombrero. El año pasado han entrenado como nunca, hasta los días feriados lo han hecho. Por eso tuvieron su recompensa al ganar la Promoción por no descender.


Y, si tenés que darles un mensaje a aquellos socios de Los Andes que no siguen tanto este deporte, ¿cuál seria?
Que es un deporte muy lindo; más familiar, con menos roce. En definitiva, el básquet apunta más a la unión, al compañerismo. Nosotros este año vamos a tratar de intervenir en los torneos de mini, que son intercambios con chicos de una provincia a otra. Por eso, creo que el básquet debe ser una familia dentro y fuera de la cancha. Y, eso es para imitar…

 

Jueves 23 de Abril de 2009 | Básquet Masculino

subir