Revelación cordobesa

Nicolás Foglia, uno de los pilares de la defensa de Los Andes, disfruta de su buen momento y palpita el partido con Atlético Tucumán. Un mini reportaje con el Colorado de Río Cuarto...

Por Leandro Saltamerenda

¿Cómo están preparando estas horas previas al partido con Atlético Tucumán?
Bien, con muchas ganas. Fue una semana bastante tranquila, y ayudó muchísimo. Pero más allá de eso, nosotros tenemos la necesidad de ir a buscar el partido y ver cómo lo podemos resolver para traernos los tres puntos.


La goleada conseguida ante la CAI les dio mayor tranquilidad, y otra confianza…
Seguro. Necesitábamos un triunfo así para poder trabajar con más comodidad, y sabiendo que si seguimos haciendo las cosas de esta forma vamos a estar más cerca de nuestro objetivo. Ahora, nuestra meta es sacar un buen resultado para valorar aún más la victoria de la fecha pasada.


Van a encontrarse con un rival muy difícil, que está a tiro de la punta y casi es imbatible de local, ¿cómo crees que se le tiene que jugar?
Ordenados, y con mucha concentración. Ellos tienen jugadores muy desequilibrantes, y vamos a tener que estar bien parados atrás. Pero también sabemos que Los Andes cuenta con sus armas, y de mitad de cancha en adelante, en cualquier momento te puede desequilibrar. Entonces, se puede dar un lindo encuentro, de ida y vuelta, y ojalá que nos vaya como frente a la CAI.


¿Cuánto influye el tema de la localía y la presión que pueda ejercer el público del Decano?
Y, creo que la presión va a ser para ellos. Nosotros vamos a jugarles de igual a igual, y sin que importe el factor externo. El jueves ganó Aldosivi, y Atlético tiene que ganar para seguir peleando arriba. Por eso, si no nos desesperamos en los primeros minutos, el nerviosismo general les pueda jugar en contra.


Desde el punto de vista táctico, al Milrayitas le tocó jugar con diferentes sistemas, ¿cómo se fueron adaptando?
No, muy bien. Me parece que ya veníamos haciendo las cosas correctamente, y nada más que no podíamos encontrar el equilibrio o mantener el cero en nuestro arco. Por suerte con la CAI lo logramos, y tenemos que mostrar esa atención los 90 minutos.


En los últimos partidos fuiste una de las figuras de la cancha, ¿cómo te sentiste en lo personal?
Muy comodo. Tengo que agradecerle a mis compañeros, porque ellos me ayudaron mucho. A medida que fueron pasando los encuentros, por ahí me fui asentando un poco más en el puesto y eso me dio más tranquilidad para hacer lo mio.


Si uno se pone a pensar, antes no tuviste mucha continuidad y te tocó jugar en puestos poco naturales para vos, ya sea volante central, lateral…
Sí, uno con tal de jugar tal vez no ve la posición y trata de darle una mano al equipo donde hace falta. Pero ahora me tocó jugar varios partidos seguidos en el lugar donde más me gusta, y eso se siente. Igual tengo que seguir mejorando día a día, y tratando de que le sirva al grupo.


También te llevaste los primeros aplausos del público de Lomas…
Sí, para mí es una alegría inmensa; vale doble. Uno cuando llega al club y ve la cantidad de gente, sueña o busca ese reconocimiento. Siempre es importante y te da ganas de continuar. Y, por eso estoy muy agradecido.


¿Hay optimismo para dejar a Los Andes en esta categoría?
Ni hablar. La confianza sobra, y hay material para conseguirlo, que es lo más importante. Tenemos un plantel bárbaro, y hay que seguir con los pies sobre la tierra, porque sé que lo vamos a lograr.

Sábado 11 de Abril de 2009 | Fútbol Profesional


subir