El increíble Juani

Por fín, el paraguayo Acosta Cabrera se sacó la mufa. Después de tanto lucharla, el delantero volvió a meterla. En esta entrevista repasamos su campeonato. Sí, le pasó de todo...

Por Leandro Saltamerenda

Siempre corre de atrás, y no baja los brazos. Juan Ignacio Acosta Cabrera llegó al club cuando finalizaba la pretemporada de invierno, y casi no pudo tener continuidad durante las primeras fechas. Recién tuvo su chance a mitad de campeonato, y no la desaprovechó. Clavó un doblete clave ante Ferro, y así iniciaba su romance con la gente del Milrayitas. Sin embargo, en la fecha siguiente, Los Andes viajó a Mar del Plata, y en quince minutos en cancha, un desgarro lo privó de todo. Sí, más de un mes y medio afuera, y a empezar de cero. Además, cuando comenzaba a levantar vuelo, llegó el receso, y a otra cosa. Claro, él pensaba que la estadía en Santa Teresita iba a ser el momento de su resurrección. Pero… Otra lesión lo obligó a perder terreno. Ay... A pesar de que mojaba seguido en las prácticas, con tantos delanteros en el plantel, su regreso se dilataba. Y, el técnico interino Germán Corengia fue quien le dio su oportunidad frente al Tatengue. Fue al banco, el CALA ganó, y el delantero se hizo expulsar tontamente. Así no, Paragua. Y, lo entendió. Otra vez la remó, luchó y  tuvo su recompensa ante la CAI. Porque Juani se sacó la mufa, y cerró la goleada con un derechazo al ángulo. Después de todo, se hizo justicia. Otro que el Increíble Hulk…

Si uno sigue cada entrenamiento de Los Andes sabe que una de las personas que más se sacrifica y pone ganas sos vos, ¿cómo te sentiste en esta nueva oportunidad?
No, la verdad que muy contento por el gol. Me hacía mucha falta. En las prácticas venía luchando, y no se me daba. Y, después, en las semanas anteriores, estaba mal por las dos fechas que me habían dado. Me mande una boludez (sic) muy grande. Fue una cosa de un chico que recién debuta. Yo tengo años en esto, y me daba mucha bronca conmigo mismo. Así que por suerte me pude reivindicar, y dejé atrás la imagen que había mostrado contra Unión.


Justamente, después de la expulsión que sufriste, ¿cuánto importante fue el respaldarazo de Luís Blanco?
Necesitaba esa confianza de entrar, jugar unos minutos. Y, más como se dio este partido, porque había muchos espacios, y se veía de afuera que alguna me iba a quedar. Entonces, por eso estaba con muchas ganas cuando me tocó ingresar. Por suerte tuve bastantes opciones de gol, y me quede un poco con bronca por la última que fallé. Yo soy de la idea de que cuantos más goles se pueden hacer, mejor.


Fue el mejor partido del Milrayitas en el campeonato, ¿cuáles fueron las virtudes de esta gran actuación?
Se corrió y se metió muchísimo. Donde había uno de ellos, ya había dos o tres compañeros nuestros. La verdad hay que destacar la unión del grupo. Nosotros queremos salir de esta situación; no merecemos estar acá. La rueda pasada nos fue mal por cosas que no entran en razón. Muchos partidos jugamos mejor que el rival, y se nos escapaba. Ahora, en cambio estamos muy bien físicamente, y eso se siente, se ve en la cancha.


Se viene un partido durísimo con Atlético Tucumán. Vos jugaste en San Martín y conocés mucho la provincia, ¿cómo se le tiene que jugar y de que forma hay que adaptarse a las circunstancias de la cancha?
Hay que abstenerse a los gritos, y a la gente que apoya muchísimo. A mi, por ejemplo, me tocó jugar con San Martín, y en contra de San Martín. Siempre hay 30 mil personas alentando, y no es fácil. Si vas de visitante sentís el rigor, y es como que te están sacando el aire. Pero nosotros tenemos que estar muy tranquilos, hacer nuestro juego y pensar que no es imposible traerse un buen resultado. Ellos también perdieron puntos como local, y no podemos quedarnos atrás.


El resultado que se consiguió frente a la CAI fue una señal para los demás equipos. Los Andes está vivo y siguiendo así se puede salvar tranquilamente…
Seguro, dependemos de nosotros. Todavía faltan muchas fechas, y sabemos que si seguimos ganando se le va a complicar a los demás. Por eso, hay que hacer el trabajo correcto, ganar de local, y si puede sumar de visitante. Ese es nuestro desafío.

Domingo 5 de Abril de 2009 | Fútbol Profesional


subir