Color local

Nuevamente el Polaco Linas fue determinante en el resultado, a pesar de jugar unos pocos minutos, y en un equipo plagado de pibes que enfrentó con altura al líder del torneo.

Por Pablo García

EL SALVADOR DE ÚLTIMA HORA: ¿Se ha transformado en una cábala? Nuevamente el ingreso del ‘Polaco’ Linas generó la alegría de todos los hinchas Mil Rayitas al estar en el lugar oportuno, aunque a diferencia del partido contra el Lobo jujeño, esta vez para rasguñarle un punto al líder absoluto del torneo, Argentinos Juniors. En la jugada preparada, el delantero se escurrió en el área para sacar un tremendo bombazo que no le dejó reacción a Federico Lanzillota. “Trabajo para esto, me toque los minutos que toque y me entrego al máximo. Y si es con goles, mucho mejor. A uno lo llena de satisfacciones hacer goles pero también es importante estar bien físicamente y sumar minutos”, dijo el artillero, quien le dedicó el tanto a la novia, con un gesto de ojos grandes. El ‘Polaco’ concretó goles en la agonía de los dos últimos encuentros en Lomas, para sumar cinco gritos en el torneo y un total de 15 con la casaca Mil Rayitas.

RINDE LA JUGADA PREPARADA: Otra vez un centro desde el lateral con las manos generó un hueco, para el grito sagrado. Hace 15 días fue Mendieta que aprovechó el rebote del arquero jujeño, y ahora Linas luego del cabezazo de Vombergar y el rebote en Marcos ¿Pero quién tiró el lateral? Ya sin laterales se hizo cargo el Chapu Bordacahar, un comodín para el equipo que rinde hasta haciendo jugadas preparadas. “El gol termina llegando por un lateral que hace el Chapu, jugada que está entrenada. Sí es algo que le sacamos rédito como también las pelotas paradas que hoy no pudimos hilvanar el último toque”, comentó el capitán de conjunto lomense, Gaby Tomasini. En cuanto a Bordacahar, un delantero devenido ahora en volante, dijo que suma siempre hasta desde el banco. “Tiene una facilidad de adaptarse por su ímpetu y muy buena técnica. Eso hace que rinda en todos los puestos”, comentó su compañero. Por su parte, Aníbal Biggeri sentenció: “Con el Chapu voy a la guerra porque juega en todos los puestos, lo hace con sacrificio y se brinda al máximo”.

SOLO LOS CHICOS: Ante muchas bajas por lesiones y suspensiones, los pibes del club le pusieron el pecho a la situación y varios saltaron a la cancha. Diferentes generaciones con más o menos experiencia: Los Andes encaró al líder del torneo con 7 de los 11 titulares surgidos de su cantera, más aquellos que ocuparon un lugar en el banco. “La alegría que te provoca de tener 7 pibes en cancha del club, más todos los que están en el banco me deja muy feliz. Cuando llegué les dije a los chicos que nunca dejen de entrenar y romperse el alma. Hoy están preparados para esto y me llena de satisfacción por ellos y porque la gente se fue contenta”, expresó Biggeri. Además de los experimentados Britez Ojeda, Barreiro y, en alguna medida, Turraca, estuvieron los novatos Fede Díaz, Seba Valdez, ‘Chupete’ Espínola y Rodrigo Bogado, quienes siguen sumando minutos, y luego ingresó Julián Vivas. Mientras en el banco quedaron esperando su oportunidad Alexis Avalos y Patricio Luce, quien por primera vez estuvo dentro de los 18 convocados. “No se si fue mi mejor partido pero me sentí muy bien con más confianza que las veces anteriores. Lo importante es que el equipo pudo sumar y le pude aportar un granito de arena”, sentenció Seba Valdez.

NUEVA CASACA: Tras finalizar el vínculo con la marca anterior, Los Andes estreno la nueva camiseta de Mitre, en este caso un hermoso modelo alternativo azul, debido a los similares colores del rival. Hubo buenos augurios para la nueva vestimenta al rescatar un punto ante el conjunto de Paternal. Aún no hay fecha definitiva de cuando saldrán a la venta al público.

DE RACHA: Los Andes cumplió 13 encuentros sin caer en Lomas, aunque aún le cuesta quedarse con los tres puntos en casa, solo cinco veces. “A Los Andes de local lo vienen a respetar y por suerte seguimos manteniendo los buenos resultados en Lomas. Es un punto importante ante el campeón el torneo y nos hace doblemente felices que nunca nos pudieron ganar”,  señaló  el entrenado de conjunto lomense. El Mil Rayitas es uno de los cuatro conjuntos de 18 que no han caído en el torneo ante el líder absoluto (los otros son Brown –A-, Guillermo Brown –PM- y Almagro).

MUCHO, MUCHO: En la platea había un personaje especial, parecía un asistente en ofensiva de Aníbal Biggeri, que no paró de gritar y alentar en todo el partido a los futbolistas. Cada vez que el local tomaba la pelota sonaba fuerte el “Mucho, mucho”; en defensa “tape ahí” y “bien, zurdo”, cada vez que intervenía Maxi Barreiro, mientras sacaba enrollado de su largo camperón el diario Popular para señalarles precisamente alguna acción a los futbolistas. Y también atacó al rival “Querés jugar la Libertadores, Argentinos”, “¿Cuánto ganás Heinze? Un mil millones”, entre algunas frases de las tantas y otras que se hacían inentendibles. También se hizo ver en el entretiempo y apuntó a la cámara cuando enfocó a la tribuna luciendo sus pantalones cortos pero largas medias que le cubrían todas las piernas: loco pero no tonto. Luego se fue feliz con el empate, como todo Lomas con bengalas, aplauso y aliento constante. Quizás lo hayamos visto con un atuendo similar en cancha de General Lamadrid, hinchando para el Carcelero. ¿Será localista o aquel momento le habrá despertado la pasión por el Mil Rayitas?

 

Domingo 2 de Julio de 2017 | Fútbol Profesional

subir