Color local

A pesar de masticar bronca, Marcos Brítez Ojeda se metió en el selecto grupo de futbolistas que defendieron 200 veces nuestros colores…

Por Pablo García

UN HISTÓRICO CAPITÁN: A casi 13 años de su debut, Marcos Britez Ojeda cumplió 200 partidos con la casaca Mil Rayitas (197 en torneos oficiales y tres en Copa Argentina) y se mete en el equipo de los 11 futbolistas que defendieron 200 veces nuestros colores, tras pasar a Rubén ‘Cacho’ Córdoba que se quedó con 199. Nacido del semillero del club, el patrón del mediocampo dijo: “Los Andes es mi casa porque nací y me crie acá”. Su trayectoria profesional se remonta a 2004, cuando el Nene Díaz mandó a un desgarbado volante a debutar con la camiseta número nueve (9) en la espalda en Lomas: casualmente aquel partido el Rojo también ganaba por dos goles en la primera etapa pero finalizó en igualdad con Morón (2-2). Tras tres temporadas y un paso breve por Tristán Suárez, Marquitos explotó en el ascenso de 2008, donde volvió a encontrar su lugar en el mundo, ser el patrón del mediocampo, quizás por casualidad ya que el Toro Ruiz Díaz se había a buscar fortuna en el Emelec y Maxi Natalicchio se retrasó hasta ser marcador central. Desde ese entonces mostró sus valores y encontró destino en Primera. En esta amplia etapa vistiendo nuestros colores hubo alegrías como frustraciones. También goles, desde aquel primero al Lechero en el año del debut hasta el último golazo al picársela al portero de Central Córdoba, para cosechar un total de 24 tantos. “Al club le debo mucho porque me ha formado como persona y futbolista. Por eso uno está siempre agradecido, tratando de dar el máximo con la camiseta para devolverle todo lo que me dio Los Andes, y además disfrutar cada vez que me toca defender estos colores”, sentenció el volante al dar un nuevo paso histórico. Los últimos futbolistas Mil Rayitas que habían alcanzado los 200 partidos defendiendo la roja y blanca fueron Orlando ‘Negro’ Romero (en 1996, aunque alcanzó los 293 cotejos) y Héctor Atilio Franchoni (en 1992 llegó al bicentenario: 226 total).

USA SU CABEZA: Andrés Vombergar le gana a su marca Sergio Rodríguez, y conecta el centro de Moreno para la apertura del marcador. Seis de sus 12 goles fueron de cabeza (tres a Albo, uno a Lobo jujeño, Boca Unidos y ahora a la Lepra Mendocina) y ahora acecha en la tabla de artilleros del torneo, sólo en el quinto puesto. Luego, gran combinación ofensiva de Los Andes en una jugada de fútbol de salón y para gritar golazo: Vombergar para Moreno, toque al ‘Chapu’ Bordacahar devuelve de taco y ‘Huevo’ que, ante el arquero, la toca suave a un costado. Así Moreno festejó su primer tanto en el torneo.

MASTICA BRONCA: “Nos vamos con un fastidio terrible porque teníamos dominado el partido y nos vienen a empatar con una pelota parada”, decía Huevo Moreno tras la igualdad en dos. Quizás el peor resultado sea el 2-0 a favor, aunque Los Andes hizo todo lo necesario para que la visita crezca en juego y opciones de gol. El gol de Cardozo trajo solo la bronca de todos los hinchas de Los Andes, que no venían una remontada de sus rivales así desde  el final del 2015 (2-2 contra Guillermo Brown). También llevó el desquite de algunos jugadores y parte del cuerpo técnico de la Lepra que apuntaron donde estaban ubicados sus dirigentes. Luego hubo que calmar los ánimos…

REGRESO DEL ‘COLORADO’: Sergio Sosa volvió al Gallardón y anduvo a puro saludo con sus ex compañeros. Se notó en cada intervención y roce del ex delantero Mil Rayitas, la buena onda con los futbolistas de Los Andes…

 

Domingo 21 de Mayo de 2017 | Fútbol Profesional

subir