Apostillas

Nuevamente un cabezazo de Vombergar dejó sin aliento a All Boys. Así Los Andes cosechó su segunda victoria consecutiva en Floresta, un terreno sumamente adverso: 6 triunfos en 42 partidos. Todas las pastillitas del partido, en esta nota...

Por Pablo García

USA SU CABEZA: Andrés Vombergar piensa e intuye. Le gana de arremetida a su marca, Sebastián Ibars, se eleva y conecta un preciso y fuerte remate de cabeza al ángulo de Losada, quien practica una estéril volada. Su compañero Gastón Guruceaga, quien lanzó el pelotazo a su cabeza, lo describió como “un animal de área”. Así explicó el goleador Mil Rayitas: “Centro perfecto con rosca de Guruceaga, el central se quedó medio parado y lo anticipé”. “Por suerte entró. Trabajamos en la semana con los centros y en la cancha se vio reflejado”, sentenció el delantero quien en la primera rueda le había convertido sus primeros goles con la casaca de Los Andes a All Boys, también ambos de cabeza. Y casi convierte el segundo, cuando el Sapo Nelle eludió al arquero y le quiso entregar la pelota con el arco indefenso: “me anticipó el defensor y no pude puntearla”, se lamentó. Cinco de sus 11 goles fueron de cabeza (tres a Albo, uno al Lobo jujeño y el restante a Boca Unidos) y ahora acecha en la tabla de artilleros del torneo, sólo en el quinto puesto.

NO TAN ÁNGEL: En su segundo partido con aparición entre los once titulares, Vildozo tuvo la marca pegadiza de Gabriel Tomasini que prácticamente lo anuló. Claro que el defensor Mil Rayitas tuvo que sufrir todo tipo de artimañas del experimentado delantero: primero, en el afán de mantener la pelota en posesión del local, le pegó una patada en la cara y, posteriormente, recibió dos codazo, uno que le dejó una cicatriz debajo de su ojo (allí Vildozo recibió amarilla) y, luego, en el complemento hizo lo mismo con gran enojo del central. “Me llevé más de tres puntos por el golpe, aunque esta vez me aplicaron un adhesivo”, dijo entre sonrisas Tomasini, quien no parecía tener chichones a pesar de haber cabeceado toda la noche para despejar el peligro que acechaba el arco visitante. El que zafó de un duro porrazo fue Jorge Fidalgo, periodista de ‘Fútbol en Mil Rayitas’, quien chusmeando por un agujerito de la puerta de la antesala para ver si se acercaba un protagonista, se comió un golpe a la altura del ojo. En esta, Ángel Vildozo no tuvo nada que ver…

#PasiónNoEsViolencia, PEROOOO…: Tras los incidentes de conocimiento público en la tribuna de Belgrano en Córdoba, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación lanzaron una campaña de concientización contra la violencia. Por eso ambos conjuntos posaron con la leyenda #PasiónNoEsViolencia y se escuchó un cerrado aplauso desde todos los sectores de la cancha cuando desde la voz del estadio rezaba: “No es un partido de vida o muerte. Nadie se juega la vida (…) nuestra vida vale más que cualquier rivalidad deportiva", entre algunas de las frases previo al inicio del partido. Como paradoja y sin caerle solo a parte del público de All Boys, el árbitro Juan Pablo Pompei detuvo el partido por cánticos discriminatorios, cuando se acordaron que dentro de poco jugaban contra su clásico rival, Nueva Chicago.

TURRACA AFUERA: El volante recibió la quinta amonestación y no podrá estar presente el domingo ante Ferro, para cumplir su sanción. Mientras Gabriel Tomasini alcanzó el límite al acumular su cuarta amarilla. Huevo Moreno y Juan Bravo zafaron; el otro que debe cuidarse es Mendieta.

ACOVACHADOS: Desde el gimnasio del club, se juntaron varios hinchas del Albo para seguir las instancias del partido, sin pisar la cancha. En la comodidad de la platea, ya estaban instalados Nicolás Cambiasso –ídolo y referente con inclusive homenaje en vida: su nombre en una de las populares-, el Cabezón Marini –hasta hace poco era ayudante de campo de Alfredo Grelak, ex futbolista de Los Andes, en Quilmes- y Emmanuel Gigliotti, que un plateísta totalmente excitado lo saludó y le avisó a puro gritos a los muchachos de ‘Las Voces Mil Rayitas’ que estaba presente el goleador del Rojo. Alguno habrá pensado previo al partido: “Espero que si hay un penal para All Boys lo ejecute Gigliotti…”.

CAMPEÓN A TODO COLOR: En el entretiempo, el cartel electrónico mostro imágenes y hubo testimonios del torneo de 1992, donde All Boys se coronó campeón de la Primera B. Entre las imágenes aparecieron varios ex Los Andes: Beto Pascutti, Damián Timpani, Mario Rizzi, Marcelo Blanco y Rubén ‘Doctor’ Urquiza. Sin embargo, para nosotros, la imagen más importante fue la del final con el resultado del partido…

ROMPE CON LO QUE MARCA LA HISTORIA: Las rachas en fútbol sirven para romperse. Los Andes sigue sumando victorias en Floresta, un terreno sumamente adverso ya que en 42 oportunidades solo obtuvo 6 triunfos: los dos últimos fueron en el pasado año y el reciente partido. Sin embargo hay una amplia paternidad del Albo, en el historial general y específicamente en el estadio Islas Malvinas: en su casa ganó en 22 oportunidades. Ahora, Lomas se acerca a empardar a su rival gracias a conseguir cuatro triunfos consecutivos que comenzó en 2015, con el único tanto de Diego Cisterna, que siguió con los obtenidos el pasado año con un golazo de Rodrigo Salinas y cerró la cuenta Walter García desde los doce pasos, mientras Germán Lessman igualaba por la misma vía y el 3-1 de la primera rueda del actual torneo. Que no se corte…

 

 

Martes 25 de Abril de 2017 | Fútbol Profesional

subir