Apostillas

El empate contra Ferro dejó como saldo el regreso de Juan Bravo y la racha positiva en Caballito, aunque el conjunto de Lomas quedó lejos de la clasificación a la actual edición de la Copa Argentina.

Por Pablo García

REGRESO CON AROMA A CAFÉ: Tras la expulsión de Gabriel Tomasini en el último encuentro, Juan Bravo volvió a vestir la camiseta Mil Rayitas, esta vez ubicado en el sector central de la defensa. Allí, junto con su socio Maxi García, supo controlar los embates tanto de Salmerón como Castillejos, aunque tuvo un momento de susto y zozobra en la primera etapa y en plena área, que finalmente no pudo capitalizarlo Elías Borrego: “Maxi (García) me pasa  la pelota y al ir a buscarla se me dobló el tobillo. Pensé que se me terminaba el partido pero por suerte pude seguir”, dijo Bravo, quien abandonó Caballito rengueando. Luego de jugar en muchas oportunidades de lateral en Boca Unidos, inclusive en su etapa anterior en Los Andes, el defensor confesó: “Me estoy acostumbrando nuevamente a ser central pero no tengo ningún problema de jugar tanto de lateral derecho como en el medio de la defensa”. “Como siempre, debemos mejorar y ahora debemos ganar en casa el próximo domingo”, concluyó el colombiano quien en su primer ciclo entre 2013 y 2014 jugó en 23 oportunidades.

AQUÍ NO HAY FAIR PLAY: Dos lesiones cerca del arco defendido por Maxi Gagliardo. En primera instancia el que recibió el golpe certero en la cara fue Gustavo Turraca. Con pelota controlada, el juvenil ya tenía la cara ensangrentada cuando dio un mal pase, que aprovechó Vernetti para lanzar un centro pero Bravo se la sacó en la boca del arco a Salmerón. Allí el 1 Mil Rayitas comenzó con la protestas porque su compañero estaba lesionado. Mucho más enérgico se puso el portero contra Borrego cuando quiso sacar ventaja de la situación ya comentada de Bravo, quien se dobló el tobillo. En esa oportunidad, se armó una linda escaramuza que finalizó con el árbitro levantando el cartel amarillo para el 10 Verdolaga y el capitán Mil Rayitas, Marcos Brítez Ojeda, quien llega al límite de la cuarta acumulada en el torneo.

GURUCEAGA SE PIERDE EL PRÓXIMO: Hablando de amonestaciones, el rosarino Gastón Gurucuaga  alcanzó el acumulado de amarillas. Así se perderá el próximo partido ante Estudiantes de San Luis y Anibal Biggeri tendrá un cambio obligado.

HACER UN POCO DE EJERCICIO: El martes por la tarde fue reparado el ascensor de la platea, a pesar que seguía un ruido espantoso al funcionar. Solo duró un par de horas y previo al comienzo del partido se detuvo en dos oportunidades, inclusive con un empleado de Utedyc que oficia de ascensorista. Así las escaleras hacia la platea y las cabinas de prensa se nutrieron de muchas personas, mientras otros se quejaban que había que cambiar la máquina que funciona desde la década del ’70.

LINDA RACHA CONTRA FERRO EN CABALLITO: El pasado año, Los Andes rompió con 53 años de maleficio en el estadio Ricardo Etcheverri ante el dueño de casa. Con esta igualdad, el conjunto de Lomas cosecha cinco (5) partidos sin caídas, con cuatro empates y una victoria, después de aquella histórica victoria 3-2 del Verdolaga en 1978, que lo coronó campeón.

 

Martes 14 de Marzo de 2017 | Fútbol Profesional

subir