El retorno del goleador

El delantero Matías Linas, quien se ausentó los últimos 7 partidos del año pasado por lesión, sumó minutos ante Fénix después de su operación de hombro. "Se que de a poco voy a volver a ser quien fui en algún momento", expresó el Polaco.

Faltó que diga "me siento un chico". Matías Linas recuperó la sonrisa. El viernes pasado volvió a jugar un partido después de su operación de hombro y por más que fue en un amistoso, el delantero lo festejó como si se tratara de un gol oficial. Recordemos que el Polaco había arrancado el semestre anterior en un gran momento (tantos a Sarmiento por Copa Argentina y Douglas en el debut del torneo) y la luxación le terminó pasando factura. Pero ya quedó en el olvido. Ante Fénix sumó minutos para el equipo alternativo y el entrenador Anibal Biggeri lo celebra. El goleador ya calienta motores...

¿Cómo viviste tu primer partido post operación?

Tengo una alegría tremenda por haber vuelto a jugar y estar de nuevo en una cancha. Más allá de rendir bien o rendir mal, lo más importante era empezar a sumar minutos y eso me hace feliz. 

No habías tenido lesiones importantes en tu carrera, ¿cómo llevaste estos meses sin poder jugar?

No fueron tantos como puede ser otra lesión, pero bastaron para que uno valoré otras cosas que no ves cuando jugás. Por ejemplo, lo lindo que es el día a día o tener que esforzarte al máximo para lograr lo que a uno le gusta. Lo tomo como una experiencia nueva, como algo que me tuvo que pasar y ya lo deje atrás.

¿Y desde lo futbolístico cómo te sentís?

Sinceramente necesito partidos. Yo hice toda la pretemporada a la par en cuanto a lo físico, pero correr alrededor de la cancha no es lo mismo que picar para buscar una pelota, tirar diagonales, chocar con un defensor. Eso lo tengo muy en claro y lo llevo con total tranquilidad. Se que de a poco voy a volver a ser quien fui en algún momento.

¿Perdiste el miedo al roce físico? 

Es difícil sacarse de la cabeza que no te vas a sacar más el hombro de lugar. Antes jugaba constantemente pensando que me lo podía luxar y ahora es como que me quedo un poco de temor. Pero la verdad es que me siento bien y seguramente eso también me lo va a dar la competencia.

Hablando puntualmente de lo individual, ¿ayudó a tu recuperación el hecho de que se haya extendido el receso?

En ese sentido, sí. Si el fútbol empieza, como dicen, a mediados de marzo, voy a llegar casi al 100%, Diferente hubiese sido si el torneo comenza en la fecha que debía hacerlo. Yo el viernes recién jugué mi primer amistoso y a esa altura ya se tendrían que haber jugado algunos partidos. Entonces, en ese caso, un poco me favoreció. 

En varias oportunidades destacaste el buen momento de los delanteros, como así también Vombergar te elogió y dijo que te necesita bien...

Es que es así. Desde mi punto de vista tiene que haber mucha cantidad por puesto porque se necesita de todos. Y más en esta situación que si se llegan a dar las cosas como parece, vamos a tener que jugar 25 partidos en tres o cuatro meses. Entonces, es importante tener variantes y que quien esté afuera, cuando entre, pueda rendir de la misma forma y no se sienta su ausencia. 

¿Cuál es el objetivo inmediato del grupo?

No hay dudas que clasificar a la Copa Argentina. Son tres partidos y después se verá. Pero ojalá podamos dejar al club adentro de la competencia...

Te trae grandes recuerdos la Copa...

Sí, creo que ese partido con Sarmiento y todo lo que se vivió hasta Estudiantes fue una de las cosas más lindas que me dio el fútbol.

 

Lunes 13 de Febrero de 2017 | Fútbol Profesional

subir