Donde duermen los sueños

Cinco juveniles conviven bajo un mismo techo con la ilusión de llegar a Primera. Ellos son los colombianos Hugo Almeida y Alberto Beltrán, el correntino Angelo Ibarra, Franco Bentos y Mateo Levato. ¿Te suena el último apellido? Historias en Mil Rayitas...

Comparten mucho más que una cancha o el color de camiseta. Sus historias, como la de muchos de nuestros chicos de Inferiores, tienen un valor agregado que las hace diferentes. Vaya si recorrieron kilómetros hasta llegar a Villa Albertina. Algunos desde el Interior y otros más allá, como los colombianos Hugo y Alberto. Pero al fin al cabo la ilusión es la misma: ser jugador profesional. Los conocemos en la intimidad...

La cita es a unas 20 cuadras del Gallardón. ¿El destino? La "casa-pensión" de Inferiores. Alli conviven 5 juveniles junto a Horacio Vañasco. Llegamos en compañía del Nene Díaz y el primero en recibirnos es el Negro en su rol multifacetico de técnico, cocinero, consejero, padrino y mucho más. "Es una linda responsabilidad. Soy papá, se como manejarme con adolescentes y lo hago con todo gusto. La verdad la pasamos muy bien; nos reimos mucho con los chicos. Además al club le permite abrirse a nuevas provincias. En este último tiempo nos tocó ir a buscar jugadores al Interior y el hecho de tener un lugar, al chico le genera otra expectativa y las ganas de salir adelante y querer progresar”, dice el Negro mientras se arma un mini torneo de play a nuestro alrededor.

El más grande y uno de los últimos en sumarse al grupo es Mateo Levato, delantero categoría 96` y con apellido familiar para el hincha Mil Rayitas. Es sobrino de Diego y Mauri y hoy forma parte de la Reserva de Darío Pérez. "Es un placer enorme estar acá. Los Andes es un club enorme y mis tíos escribieron una linda historia. Ojalá yo también puede representar tan bien a mi ciudad", se presenta ante los micrófonos del Sitio Oficial. "El Nene, Horacio, los profes, todos se están portando muy bien y me recibieron de la mejor forma. Yo nunca había salido de Pergamino y todo es nuevo para mí", agrega.

Muy cerquita de él, Angelo Ibarra y Alberto Beltrán, ambos atacantes de Cuarta División se suman a la charla mientras miden fuerzas en el PCS. "Agradezco al club por su generosidad y la oportunidad que me da de jugar en Buenos Aires.  A muchos chicos les gustaría estar en mi lugar y no pueden. Por eso lo disfruto y valoro tanto”, admite el correntino Ibarra sin perder de vista su objetivo. “Mi sueño es llegar a Primera y tengo el apoyo de mi familia, que siempre me dio todo y está haciendo fuerza para que se haga realidad”, anhela.

"Convivir con los chicos te hace madurar y crecer. A ninguno nadie nos regaló nada y todos estamos peleando por nuestro sueño”, explica el colombiano Beltrán, oriundo de Cartagena. “Es una experiencia muy linda para mí. Es un fútbol más fuerte, con otra cultura"; añade. Sobre ello, su compatriota Hugo Almeida, detalla: “Nuestro sueño es el mismo en Argentina o en mi país. Lo que sí es diferente son los entrenamientos, la forma de esforzarse. Hoy el máximo referente es Lionel Messi, lo ves todos los días en los canales de televisión y representa lo que es Argentina como tal. Y Maradona, si bien no tuve la suerte de verlo jugar, también. El argentino se toma las cosas muy en serio, le pone mucha garra y eso para un colombiano es motivo de admiración”.

¿Cómo es vivir en otro país? Hugo responde: "Es complejo estar lejos de casa. Extrañas tu familia, extrañas tus amigos. Tenes que dejar muchas cosas de lado para venir. El fútbol es bastante incierto y a veces debes luchar contra todo y todos. Hay momentos que vas a tu cama, te pondrás junto a la almohada y lloras. Pero eso también pasará y las ganas de seguir pesarán". Duro.  

El último hermanito de la casa es Franco Bentos, el más chico (categoría 00`) y quien llega proveniente de Arsenal. “Tuve la suerte de venir a probarme y quede. Me gusta mucho el club y estoy muy cómodo en la pensión”, expresa uno de los volantes por derecha de la Sexta División.  Y admite: “Como vivo lejos, me quedó acá de lunes a viernes y después mi papá me viene a buscar para pasar el fin de semana con mi familia”.

Mateo, Angelo, Alberto, Hugo y Franco. Cada uno tiene su historia, pero la ilusion es la misma: llegar a Primera. Mientras tanto conviven "donde duermen los sueños"...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jueves 9 de Febrero de 2017 | Fútbol Amateur

subir