Juego y experiencia

Marcos Brítez Ojeda es un jugador clave en el funcionamiento del equipo. Terminó el 2016 en buen nivel y arrancó el año con un golazo en el primer amistoso ante UAI Urquiza. "Llegar bien al inicio del torneo", anhela el volante.

Habla como juega. Tranquilo, con esa voz de experiencia que lo caracteriza. Marcos Brítez Ojeda, en plena preparación Mil Rayitas, analiza el presente del equipo y proyecta nuevos desafíos para este 2017. "Por ahí la tabla no dice mucho, pero estamos todos muy juntos y hay que seguir de la misma forma como terminamos. Ojalá podamos estar a la altura no solo por lo que representa el club en la categoría, sino también porque estamos transitando el Centenario y es especial", admite el volante.

¿Cómo se sintieron en el primer amistoso ante UAI Urquiza?

Muy bien, contentos porque por momentos salió lo que esperábamos. Sabíamos que iba a ser difícil después de todo el trabajo que hicimos en Balcarce, pero creo que nos soltamos e hicimos una buena práctica.

¿En lo personal te sentís cómodo en este rol de distribuidor, de jugar libre?

Yo me siento cómodo siéndole útil al equipo. Con Gustavo (por Turraca) nos entendemos, ahora se sumó Mariano (por Puch), así que hay que aprovechar estos partidos para seguir conociéndonos y llegar bien al inicio del torneo.

¿Qué hay que mejorar o repetir de esa primera rueda?

Tenemos que seguir con esa regularidad. De los últimos 10 partidos perdimos uno y eso es importante. Y después apostar a nuestra idea, que es no renunciar al juego y ser pacientes.

¿Ilusiona como se terminó?

No quiero generar falsas expectativas, pero hay que ir partido a partido y ver para que estamos. Obviamente que cuando arrancas un año nuevo, uno se ilusiona. Pero hay que tener los pies sobre la tierra y empezar de menor a mayor.

El otro día te destacaba Turraca, hoy te vemos cerca de los chicos...

Es que uno trata de que se integren rápidamente al grupo y aprovechen la oportunidad. Yo siempre digo que dejaron de ser chicos y lo tienen que entender de esa forma. Estar en Primera es un premio al esfuerzo de muchos años y no tienen que conformarse. Hoy el ejemplo es Carlitos (por Fernández), pero ya vendrán muchos más. La verdad que hay buen material y a uno lo pone muy contento que se sigan promoviendo juveniles.

¿Cómo se maneja la ansiedad sabiendo que el fútbol no se sabe si empieza?

Y al jugador le genera incertidumbre. Si bien nosotros tratamos de enfocarnos en nuestro trabajo, no es fácil estar ajenos al problema que tiene el fútbol argentino. Ojalá se pueda solucionar rápido y que comience a rodar la pelota, que es lo más nos gusta.

 

Viernes 20 de Enero de 2017 | Fútbol Profesional

subir