Palabra autorizada

En el cierre de la pretemporada dialogamos con alguien muy especial: Gabriel Lobos, ídolo del club y hoy manager del plantel profesional. Se tocaron todos los temas: desafíos, refuerzos, su nuevo rol, la relación con Anibal, la Tercera, el Centenario...

¿Cómo está hoy Los Andes?

Yo creo que estamos muy bien. Si bien tuvimos algunas desvinculaciones en la defensa, el resto del equipo es interesante. Ojalá que podamos cambiar lo hecho en la primera rueda y podamos solidificarnos como grupo. El tiempo de adaptación de muchos de los jugadores que vinieron ya pasó. Deberíamos tener los frutos que esperamos ahora y que Los Andes esté más arriba. A eso se apunta y a tratar de no equivocarnos con el refuerzo que falta porque sabemos que para nosotros va a ser importante.

¿Es difícil un mercado de pases de verano con tan solo dos cupos por delante? ¿Cómo se trabaja en ese tema teniendo en cuenta que estás a mitad de torneo y con muchos jugadores con contratos largos en sus clubes?

Por eso es tan difícil. Quizás hay futbolistas disponibles, pero vienen de jugar de Venezuela, de Colombia, de otros mercados y no los tenes muy bien visto. Y los de acá, te encontras que tienen problemas en su club o están sin jugar. Entonces, la búsqueda no es fácil. Por ejemplo, me ofrecieron muy buenos jugadores, pero que vienen de 4 meses de inactividad y no sirve.  Se nos fueron dos centrales y al que traemos no podemos errarle.

Conoces mucho la posición a buscar, ¿Anibal te pide referencias?

Estamos permanentemente hablando del tema. Vamos intercambiando nombres, qué te parece éste, el otro. Tenemos 3 o 4 jugadores que nos gustan para cubrir ese puesto, pero hay que empezar a filtrar un poquito más y tratar de decirnos rápido porque es una lástima que se siga perdiendo la puesta a punto. Más allá de que no se sabe cuando arranca el fútbol, después lo traés a último momento, no tiene pretemporada y hasta que se acomoda, diste mucha ventaja.

La pretemporada fue por cuarta vez consecutiva en Balcarce, ¿es importante para el club estar identificado con un lugar de referencia?

Es lo mejor que nos podía pasar. Es un lugar destinado para nosotros. Tato, que es el director del Hotel, te organiza todo. Vos llegás y tenes todos los lugares de entrenamientos a disposición, gimnasio, pileta climatizada… Se encarga del agua, el hielo, de todo. O sea que tenes que dedicarte exclusivamente a entrenar y descansar, y eso es impagable. Por ejemplo, el año pasado, faltaban unos arquitos móviles, se los pedimos hoy y mañana ya los tenía hecho. De primer nivel.

¿Cómo te llevás con tu nuevo rol de manager?

La verdad que me gusta mucho. Si bien a veces  te pica un poco que queres entrenar o jugar, es lógico, normal que pase. Pero me gusta estar relacionado dentro y fuera de la cancha, ya sea de incorporaciones, del día a día. Además con Anibal me llevo muy bien y eso hace todo más fácil.

Está participando de la pretemporada Carlitos Fernández, uno de los jugadores que más te había gustado de la Reserva…

Sí es una alegría muy grande. Carlitos demostró que tenía nivel para jugar en Primera y acá está. Como hablamos con Darío (por el entrenador Pérez), la prioridad era potenciar la Tercera y que de a poco empecemos a ver los resultados. Por eso también están entrenando en Telefonicos, un predio que tiene instalaciones muy lindas, el campo en condiciones y ojalá que sigamos viendo ejemplos como Carlitos Fernández, Luce, Seba Váldez, mismo Turraca. Tenemos que ir a poco y sin saltear etapas.

¿Qué es lo esperas para Los Andes durante el próximo semestre?

La realidad es que no puedo estar tan loco y decir que Los Andes va a ascender. Es una posibilidad, pero sabemos que tenemos casi todos los equipos arriba. Pero hoy Los Andes tiene que hacer el colchón de puntos que necesita, armar y mantener una columna vertebral para el año que viene y a partir de junio, sí, pensar en el ascenso. Ojo, en el 2000, nosotros teníamos la cabeza en otra cosa y terminamos subiendo. Quien sabe, pero hay que estar con los pies sobre la tierra.

Sos uno de los grandes ídolos del club, ¿qué nos podes decir del Centenario?

Recuerdos, millones. Siempre se nos pasa la película del 2000. Ver la gente que había el 1º era revivir aquel ingreso con la autobomba por el portón. Igual, igual. La locura que se desató en la calle, la fiesta de las tribunas. Emocionaba realmente y la frutilla del postre fue el nombramiento de los sectores, que fueron súper merecidos. Todo excelente.

 

Domingo 15 de Enero de 2017 | Fútbol Profesional

subir