Turra, corazón

El volante Gustavo Turraca, surgido de las Inferiores de nuestro club, fue uno de los puntos altos del último semestre y anhela "seguir teniendo continuidad" en la segunda parte del torneo. "Estoy con todas las ganas", asegura en plena preparación.

El mismo de siempre. Se junta con el grupo de Villa Albertina (Patito Luce, Seba Váldez, Juli Vivas, Chupe Espínola), sigue traspirando cada vez que da una nota y nunca pierde el respeto y la humildad. Lo único que cambió en la vida de Gustavo Turraca después de su debut en Primera es que ahora lo tiene que llevar a Maxi Gagliardo en el auto. "A veces me toca ser su chófer. Es una forma de devolverle todo lo que dio", se rie con la verguenza que lo caracteriza. Así, en medio de la puesta a punto, una de las figuras del semestre pasado, se toma un tiempito para dialogar junto al Sitio Oficial.

SUS DESAFIOS PARA EL 2017: “Es una pretemporada diferente a las demás por el hecho de que el año pasado me tocó jugar y hoy lo que busco es seguir teniendo continuidad. Así que estoy con todas las ganas y metido en lo que se viene”.

NO SE LA CREE: “Tengo que estar con los pies sobre la tierra porque hay muchos jugadores importantes y cualquiera puede jugar. El Negro (por Zeballos), Pepe (Basualdo), Saúl (Nelle), Marcos (Brítez Ojeda)… Somos muchos y no puedo bajar los brazos si quiero ganarme un lugar”.

CON EL SELLO DE LA CANTERA: “Desde que estaba en Inferiores soñaba con vivir algo así. Siempre lo hablamos con mis compañeros más chicos y a todos nos pasa lo mismo. La verdad que es algo muy lindo y cada vez que toca jugar trato de disfrutarlo".  

MI ESPEJO, ZEBALLOS: “Yo al Negro siempre lo nombraba como referente por todo lo que te contagia en la cancha y por su forma de ser. No es porque sea compañero mío, de hecho compartí plantel con muchos 5, pero Luis siempre fue el que más me gustaba como jugaba y me ayudó mucho dentro y fuera de la cancha”.

SU LADERO BRITEZ OJEDA: “Jugar con Marcos le hace las cosas más fáciles a mi juego. Muchas veces uno recupera la pelota, se la da él y después te olvidás de todo porque tiene una calidad enorme y es muy difícil que la pierda. A veces hablamos y recordamos que hace 6 meses atrás jugábamos juntos en Reserva. Y lo hacíamos con las mismas ganas”.

UNA RELACION MUY ESPECIAL “Con Maxi (por Gagliardo) somos muy amigos. Hace 4 años que viajo con él y desde que me subieron a mi Primera, siempre me aconsejó para bien”.

 

Viernes 13 de Enero de 2017 | Fútbol Profesional

subir