100 años, 100 historias Parte VII

Un goleador que "pagó" la cancha. El descenso que abrió una etapa virtuosa. La obra de la Pileta Olímpica, una gesta enorme. Y el atleta que había empezado a las piñas.

Por Leo Torresi

31- Un nombre importante en la historia del club fue el de Juan Deleva. Primero, por su impactante estadística goleadora. Jugó en las Temporadas 45/46 y metió 59 goles en 70 partidos. Pero también porque fue clave en un aspecto que se proyecta hasta el presente. Con los 35.000 pesos de su pase a Independiente, el club terminó de pagar el crédito que había tomado con el Banco de Avellaneda para comprar el terreno donde está el Gallardón. Deleva estuvo en Independiente en 1947 y 1948 y después pasó por el fútbol de Uruguay y Ecuador. Cuando jugaba en un equipo de Venezuela, Los Andes lo llamó para volver, pero no se concretó. Igual, el delantero se afincó en Lomas, tuvo dos hijos arqueros (Rubén y Luis) y murió en marzo de 1993, en su casa de Boquerón al 100.

32- Los años 50` fueron bisagra en el club. En la primera parte de la década se dio el furor de los bailes en la Sede Social, estrenada en 1948. "Aprovechando el magnífico lugar y la arboleda que presta notable marco, se lleva a cabo una temporada de reuniones danzantes en las que se intercalan figuras notables de la radio, el teatro y el cine", reseñaba el diario La Provincia. Actuaron las orquestas de Aníbal Troilo, de Osvaldo Pugliese y Juan D'Arienzo, y cantores como Hugo del Carril y Alberto Castillo. Lo más fuerte de la época. El dirigente Amleto Sciamarella recordaba que los colectivos de la Cañuelas se vaciaban en la puerta de la Sede y hubo noches con más de 3700 personas.

33- En 1954 hubo una mala: el equipo de fútbol cayó a la Segunda División (la Tercera categoría de entonces). Pero el "bajón" del descenso hizo que los directivos se reenfocaran, y fue el punto de partida de un largo período de brillo, que incluyó un auge social y los 15 años de mayor importancia del fútbol, con dos ascensos a Primera. En los años que mediaron hasta el regreso a la Primera B, la Comisión Directiva, con el empuje infernal de Eduardo Gallardón, encaró un obra de gran envergadura, que, por supuesto, merece una "historia" aparte.

34- Esa gran obra fue la Pileta Olímpica, en el fondo del predio de la Sede. Los trabajos llevaron 18 meses, entre 1955 y 1956 y la inauguración oficial llegó el 10 de febrero de 1957. Poco tiempo después, la revista El Gráfico, le dedicó una página al natatorio, con la cobertura de uno de los primeros torneos. En la nota figuran estos datos: la pileta tenía 50 por 20 metros, 11 "canchas", y una tribuna de 48 metros de largo, de 14 escalones. Se preveía la construcción de una plataforma de lanzamiento de 10,3 metros. Y el sistema de filtros podía procesar 2.500.000 litros de agua en ocho horas. La Pileta Olímpica produjo un impacto grande en la comunidad de la época y fue una de las explicaciones del gran aumento de socios que se dio en la década siguiente.

35-Los Andes tuvo uno de los hombres que corría más rápido, y no era detrás de un pelota. El atleta Oscar Rojas participó en 18 pruebas con los colores del club. Ganó 12 y en la otras nunca bajó del podio. El pico fue en 1955 cuando fue campeón nacional de 2da categoría. Una curiosidad: el deportista había empezado con una disciplina totalmente distinta. Había hecho  una carrera como boxeador amateur, con 26 peleas y 20 triunfos. El muchacho era bueno para todo.

 

Ver Parte VI: http://clublosandes.com/not-10837-100-anos-100-historias-parte-vi.html

Ver Parte V: http://clublosandes.com/not-10815-100-anos-100-historias-parte-v.html

Ver Parte IV: http://clublosandes.com/not-10788-100-anos-100-historias-parte-iv.html

Ver Parte III: http://clublosandes.com/not-10767-100-anos-100-historias-parte-iii.html

Ver Parte II: http://clublosandes.com/not-10758-100-anos-100-historias-parte-ii.html

Ver Parte I: http://clublosandes.com/not-10737-100-anos-100-historias.html

 

Martes 25 de Octubre de 2016 | Centenario

subir