Apostillas

Dura derrota en Paraná que dejó algunos parrafos y colores durante el partido. Aquí alguno de ellos, en una hermosa tarde paranaense que finalmente disfrutó solo el local.

Por Pablo García

LOMAS CON HINCHADA PROPIA: Siguiendo de cerca a sus compañeros estuvieron Walter García, Emanuel Moreno, Francisco Martínez y Lucho Zeballos, quien comentó que esta semana le sacan la bota de yeso, aunque aún le queda una larga recuperación. También estuvieron Carlitos Espinola (quedó fuera de los 18) y los padres de Gabriel Tomasini, quienes aprovecharon para acompañarlo al estar cerca de su ciudad natal santafesina.

CARA/SECA: Mientras durante el partido un perro disfrutó de cruzarse en pleno campo de juego y ser protagonista y centro de atención unos minutos; Marcelo Barrera le gritaba a Ramírez, tras errar al arco con un fuerte disparo que se fue desviado: “Nico, disfrutalo”. Ya los locales saboreaban el triunfo y comenzaban hasta gritar ole desde las tribunas, cuando su rival tenía dos goles en contra, entre ellos el primero del Memo Borghello con la casaca del Decano, y un jugador menos. Triste se fue Matías Linas, quien solo frente al arco y tras centro de López, no pudo descontar y su remate cruzó todo el arco.

PARANÁ IMPOSIBLE: En la capital entrerriana, Los Andes apenas pudo sacar un punto de los cuatro partidos que disputó en dicha ciudad. Inclusive no importa qué tan mal estén los conjuntos locales: Atlético Paraná había caído los dos últimos encuentros en su casa, mientras el Mil Rayitas venía de tres victorias consecutivas en condición de visitante.

LOS ÁRBITROS EN LA MIRA: El asistente 2, Gustavo López, marcó varias posiciones adelantadas contra Los Andes en el primer tiempo y Barrera le protestó un par de fallos porque “estaba en la misma línea”, decía el DT en cancha. Por eso, el árbitro oriundo de Villa Constitución se acercó y dijo: “Si seguís hablando, te echo”. Luego se enardeció el ambiente cuando Gagliardo, con pelota dominada, sufrió un topetazo de un delantero local y se fue con la pelota fuera de los límites del campo de juego. Allí el primer asistente, Víctor Rojas Aguirre, marcó corner y todos los jugadores de Los Andes se le fueron al humo…  

A VOS TE CONOZCO Jonathan Belforte, quien fue pieza fundamental en el local, estuvo a pleno beso con sus ex compañeros, como Maxi Gagliardo y Maxi García, y parte del cuerpo técnico de Los Andes, como el médico Augusto Palamara y Mauricio Di Benedetto.

 

 

Domingo 11 de Septiembre de 2016 | Fútbol Profesional

subir