Hombres de palabra

Este miércoles hubo triple turno y un picado entre solteros y casados, que incluyó apuestas para el asado del mediodía. Los más jovenes fueron los perdedores y debieron servir a sus compañeros. Qué mozos...

Por Leandro Saltamerenda

Volvió el trabajo fuerte y el triple turno. Ojo, también hubo tiempo para distenderse y comer un rico asado en el quincho del Club CADU. Hasta ahí nada nuevo. Pero,  qué pasa si te decimos que los mozos del almuerzo fueron algunos de los jugadores de Los Andes. ¿Cómo? Sí, leíste bien. Este miércoles fue el día de las apuestas…
Durante la segunda jornada de entrenamientos se desarrolló un partido informal entre solteros y casados, que incluyó al mismísimo presidente Jorge Chizzini y a los demás integrantes del plantel Milrayitas. Solo faltaron los profes Roberto Fernández y Gabriel Denava, encargados de impartir justicia. 
Claro, después de un encuentro parejo, los perdedores se convirtieron en camareros por unas horas. ¿A quiénes les cayó esta responsabilidad? A los solteros. En cambio, los casados impusieron en la cancha toda su experiencia y sacaron adelante una victoria muy festejada. Sin dudas, el utilero Angel Yedros fue una de las revelaciones de la mañana y se llevó la ovación de sus compañeros. Bien por Perita
Además del fútbol informal, el conjunto de Lomas vivió otra jornada muy intensa. La actividad física comenzó bien temprano y tuvo lugar en la playa. Luego de una entrada en calor con mucha movilidad articular y elongación, los preparadores físicos dispusieron hacer los clásicos ejercicios de fuerza máxima.
Una vez finalizados los trabajos en la arena, el grupo de futbolistas se dirigió al Hotel Jagüel del Medio, donde desayunó y partió rumbo hacia otro entrenamiento, en el CADU. Antes del mencionado partido entre solteros y casados, el CALA hizo tareas de coordinación en seis estaciones y un trabajo técnico-táctico, comandando por el entrenador Enrique Hrabina. Para culminar la actividad matutina y esperar más relajados el almuerzo, los profes diagramaron movimientos regenerativos. Se necesitaban...
A su vez, el último turno, en horas de la tarde, volvió a desarrollarse en la playa. Se realizaron dos ejercicios aeróbicos de baja intensidad y una actividad de técnica individual. El único jugador que se entrenó en forma diferenciada fue el defensor Julián Bogao, ya que continúa con molestias en una de sus rodillas.
El Milrayitas tendrá este jueves doble turno y por la tarde jugará el último amistoso en Santa Teresita, frente a Social Mar de Ajo. ¿Qué sucederá el viernes? Será el día del regreso. Sí, algunos volverán bien atendidos y otros con las apuestas cumplidas. Son hombres de palabra…

 

Miércoles 28 de Enero de 2009 | Fútbol Profesional

subir