Un bautismo Pelado

Como toda pretemporada, cuatro juveniles fueron promovidos a Primera y recibieron la bendición. Ellos son Martínez, Sosa, Bogado y Ojeda. Qué privilegio...

Por Leandro Saltamerenda

Les tocó su turno. Después de tanto esfuerzo en las Inferiores tuvieron su premio. Ojo, ser promovido a Primera División o ganarse un lugar en la pretemporada también trae sus consecuencias en el pelo… ¿Cómo? Sí, cuatro chicos de la cantera de Los Andes fueron elegidos por el entrenador Enrique Hrabina para integrar el plantel profesional y recibieron el bautismo de fuego: los raparon. ¿De quién se trata? De Sergio Checho Bogado (defensor), Cristián Kity Martínez (volante defensivo), Guillermo Ojeda (volante ofensivo) y Walter el Paragua Sosa (delantero). Valió la pena el cambio de look, ¿no?
En la última pretemporada de invierno en SMATA (Cañuelas), el único privilegiado había sido el mediocampista Leo Fino. Ahora les llegó la hora a Checho, Kity, Guille y el Paragua. Pero, ¿quién ideó y ejecutó el plan? Participaron algunos referentes, aunque las tijeras las comandaron el Grandote Martín y Chichito Maidana. Ninguno pudo salvarse; hasta el hijo de Julio Chicho Gaona (ayudante de campo), Nicolás, recibió la bendición. Todo por serle fiel al grupo y compartir su primera pretemporada junto a los jugadores…
La historia de tres de los cuatro promovidos al plantel profesional no comienza acá. Para Martínez, Sosa y Ojeda este roce con sus ídolos es un deja vú. Es que ellos ya entrenaban con Primera, cuando Alberto Pascutti era el técnico. En cambio, este camino, para Bogado es muy diferente. Es el más nuevito; da sus primeros pasos en el fútbol grande…
No cualquier lo logra. Y, ellos lo saben. Con sacrificio y voluntad todo puede conseguirse. Eso sí, a veces hay que resignar el pelo. Su bautismo fue Pelado

Domingo 25 de Enero de 2009 | Fútbol Profesional

subir